•  |
  •  |

Las declaraciones que hiciera el canciller de Costa Rica, Enrique Castillo, sobre el actuar de la Corte Centroamericana de Justicia, CCJ, a la que calificó de “incompleta y renca” por recomendar a su país detener la construcción de una carretera paralela al río San Juan, son estimadas por el magistrado Francisco Darío Lobo, Presidente de la CCJ, como “groseras y de muy bajo nivel diplomático”.

El magistrado presidente considera deplorable la actitud del canciller costarricense, y dijo que las declaraciones de Castillo reproducidas en El NUEVO DIARIO, no guardan la altura diplomática que debe tener cualquier canciller.

Deplorable y renca

Costa Rica dijo ayer, a través de declaraciones de su canciller, que la CCJ: “es una Corte incompleta, renca y que no debería estar funcionando”; señalando también que la CCJ tiene una actitud parcializada sobre el conflicto Nicaragua-Costa Rica, y eso “atenta contra la estabilidad e integridad del Sistema de Integración” (SICA) y por eso pedirán a los demás países del istmo “buscar medidas para corregir” este problema.

El canciller costarricense dijo también que planea una visita por los países de la región centroamericana para pedir a sus presidentes miembros del SICA suspender las actividades de este tribunal, pues a su criterio, la CCJ opera “indebidamente desde hace años”.

No contestará insultos
En tanto Darío Lobo señaló que la CCJ no contestará los insultos del diplomático de Costa Rica y retó a Castillo a presentar nuevamente pruebas de la parcialidad del tribunal centroamericano con Nicaragua.

“Nosotros hemos decidido no contestar insultos, no descender, porque contestar insultos o insultar a alguien, eso es descender, y no es propio de la Corte Centroamericana de Justicia que tiene prestigio a nivel regional y a nivel internacional”, refutó Darío Lobo a las declaraciones de Castillo.

El magistrado Lobo dijo que solicitará audiencia con el presidente Daniel Ortega y los demás mandatarios de los países integrantes del Sistema de Integración Centroamericana, SICA, para hablar de la situación en conflicto.