•  |
  •  |

El informe final de la Misión de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos, OEA, “falla en mencionar la real causa y raíz del problema, que (Daniel) Ortega violó la Constitución nicaragüense que prohíbe su reelección”, denunció la presidenta del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Ileana Ros-Lehtinen.

La legisladora republicana de Florida asegura que en estas elecciones hubo “fraude electoral” y se carece de soluciones o acciones concretas para condenar este proceso, al que denominó “asalto del reelecto presidente Ortega”.

El documento es detallado en su exposición, pues recoge un total de 72 denuncias de anomalías puntuales solo el día de los comicios, además de profundizar en todos y cada uno de los obstáculos y violaciones que sufrió la misión de observadores al intentar cumplir sus objetivos.


“Palmadita en la mano”

En declaraciones a medios de la Florida, la legisladora recordó que en este informe se “reconoce una vez más varias deficiencias en el proceso electoral”, y lamentó la “palmadita en la mano” que dio como respuesta el Departamento de Estado.

“El Departamento de Estado parece que no está dispuesto a responsabilizar a Ortega y deja a la OEA la restitución del orden democrático en Nicaragua”, expresó Ros-Lehtinen, quien urgió la “cancelación inmediata de todos los préstamos que van directamente al gobierno de Nicaragua y enviar un mensaje claro a Ortega de que no puede pisotear la Constitución”.

Y es que el documento se centra en la misión incumplida en la observación electoral, producto de múltiples obstáculos que se presentaron en las Juntas Receptoras de Votos y las diferentes instalaciones que dispuso el Consejo Supremo Electoral, CSE.

También solicitó a todos los países “responsables” condenar las acciones de Ortega, exigir nuevas elecciones, asegurar la aplicación de la Carta Democrática Interamericana de la OEA y “no reconocer al régimen de Ortega”.


Las recomendaciones

El informe de la OEA recoge 8 recomendaciones concretas a tomar en cuenta para las próximas elecciones, siendo la primera una reforma a la Ley Electoral, la que debe incluir una acreditación de fiscales con autonomía de los partidos, normar la participación de los que integran las mesas electorales y el mismo padrón utilizado.

También sugiere depurar el proceso de cedulación con el fin de divorciarlo de procesos electorales. Aquí mencionan el saneamiento del registro civil y el mejoramiento del proceso de gestión y entrega del documento.

En cuanto al padrón, como tercera recomendación, señalan que es necesario depurar los casos de defunciones, además de publicarlo para auditar las nuevas inclusiones, cambios de domicilio y exclusiones.

Se propone como novedad la elaboración de una cartografía electoral que permita graficar de manera organizada los procesos y puntos de referencia, y en cuanto a capacitación, señalan la necesidad de calendarizar de manera anticipada este proceso, especialmente para quienes se disponen a integrar las mesas o facilitar la logística y transferencia de información.


Reingeniería en Centro de Cómputos

Destacan entre las recomendaciones realizar una reingeniería total del Centro de Cómputos Nacional, incluyendo planes estratégicos, mayor personal tecnificado, recursos y mejores herramientas.

En términos de logística la OEA advierte que se debe informar a la ciudadanía, “a través de publicaciones en línea y en los diarios de circulación nacional, con mayor antelación, el listado de Centros de Votación con su respectiva dirección e información”.

La última recomendación se enfoca en facilitar el acompañamiento electoral de las diversas misiones, de manera particular, capacitar a todos los agentes del proceso para que comprendan el trabajo y la información fluya sin pormenores.