•  |
  •  |

Analistas de diversa índole no creen en mayores repercusiones tras el anuncio de la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hilary Clinton, en torno a revisar la política crediticia hacia Nicaragua a través del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, y el Banco Mundial, BM, antes bien, señala el economista Javier Bone, Nicaragua ha sido “buena alumna” en el cumplimiento de los acuerdos económicos con el país norteamericano y el país centroamericano más beligerante en los temas de lucha contra el narcotráfico y seguridad regional.

Bone opinó ayer que el gobierno de Nicaragua tiene “un punto muy fuerte a su favor”, porque ha seguido una política macroeconómica que llena completamente los estandares exigidos por organismos como el Fondo Monetario Internacional, FMI, al cual denominó  “gran abogado” del régimen económico norteamericano.

“Conviene la estabilidad económica, conviene la estabilidad monetaria, en fin todos esos parámetros exigidos por el FMI y creo que se han logrado exitosamente por este gobierno”, dijo Bone en relación a la administración del presidente Daniel Ortega.

El economista explicó que el Banco Mundial, BM, y el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, son un reflejo de la actitud que adopte el FMI, en alusión a que EEUU también anunció un “escrutinio agresivo” a los préstamos que el BM y el BID hacen a Nicaragua.


Negociación “por debajo”

Por otra parte, Bone no descarta la teoría de que el comunicado estadounidense, emitido directamente por la secretaria de Estado Hillary Clinton, es “producto de una negociación por debajo entre el gobierno de Nicaragua y el Departamento de Estado (de EU)”, para evitar las presiones del grupo de congresistas republicanos que están pujando porque la administración de Barack Obama active sanciones contra Venezuela y los países que lo secundan.

Igualmente, el experto en derecho internacional, Julio Icaza Gallard, manifestó que en este año electoral de EU, la administración de Obama quiere evitar que el tema de Venezuela y Nicaragua se convierta en un debate que genere puntos en su contra.

Están tratando de hacer demostraciones de que todo lo tienen bajo control, de que van actuar en relación con los préstamos, para también tratar de impedir que en el Congreso (de Estados Unidos) se les niegue la solicitud de exenciones a la ley de propiedad y a la ley de transparencia”, dijo Icaza.


Cambiar a los magistrados

Por otra parte, el diputado ante el Parlamento Centroamericano, Parlacén, Mauricio Díaz, valoró que el problema de Nicaragua es que el presidente Ortega “probablemente interprete a la inversa la señal que le está enviando Estados Unidos”.

“El problema de don Daniel es que él es un hombre terco y ahora es un hombre con un poder absoluto, si él decidiera dar una señal, lo primero que haría es cambiar a esos magistrados del Consejo Supremo Electoral”, concluyó Díaz.

Informe de Cinco
Las declaraciones de Bone, Icaza y Díaz fueron concedidas ayer durante la presentación de un informe sobre las elecciones nacionales pasadas, realizado por el Observatorio Nacional de Gobernabilidad, del Centro de Investigaciones de la Comunicación, Cinco.

En el documento se hace una cronología del deterioro de la credibilidad del Sistema Electoral, desde las elecciones presidenciales de 2006, hasta las del año pasado, donde se recogen las denuncias de irregularidades del proceso electoral y la falta de legitimidad del gobierno del presidente Daniel Ortega.