• |
  • |

Legisladores del FSLN rechazaron ayer los señalamientos de la casi ratificada embajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Phillys Powers, en el sentido de que no hubo transparencia en las elecciones del seis de noviembre de 2011. Jacinto Suárez, Jaime Morales Carazo y Wálmaro Gutiérrez coincidieron en señalar que no es propio de una diplomática opinar sobre asuntos internos que solo le competen a Nicaragua y a los nicaragüenses.

El exvicepresidente y ahora diputado, Jaime Morales Carazo, expresó su satisfacción con la posible ratificación, por el Senado de Estados Unidos, de Powers, porque ello significa “una normalización” de las relaciones con Nicaragua.

Para Morales Carazo, el retraso en la ratificación de la embajadora norteamericana fue por contradicciones entre los demócratas y los republicanos y no a los señalamientos de Powers sobre la supuesta falta de transparencia en las elecciones nacionales de Nicaragua.

“Relaciones han sido buenas”

Morales Carazo considera que las relaciones entre Nicaragua y Estados Unidos “siempre han sido buenas” y que “se han cumplido los puntos básicos como es la lucha contra el narcotráfico, el tráfico de armas y de personas y el combate al terrorismo”, entre otros aspectos.

“Para conseguir la aprobación (ratificación del Senado), la señora Powers tuvo que decir ciertas cosas que no necesariamente son las que va a venir a aplicar acá, porque tampoco tiene ningún derecho de aplicar ese tipo de condiciones… Eso está fuera de su rol diplomático”, dijo Morales Carazo en torno a los señalamientos de la embajadora designada norteamericana.

“Mejorarán relaciones”

Por su parte, el jefe de la bancada del Frente Sandinista, Edwin Castro, señaló que nunca ha habido ruptura de las relaciones bilaterales entre Nicaragua y Estados Unidos, sino que se trata de un proceso en aquel país; además, expresó que con la posible ratificación de Powers, “se estrecharán aún más esas relaciones con el pueblo norteamericano”.

Respecto de la supuesta “dureza” de la designada embajadora, Castro respondió que “siempre hay malos hijos en Nicaragua que están buscando cómo no venga dinero al país y no se desarrolle Nicaragua”.

“Aquí el pueblo manifestó su criterio mayoritariamente de forma cívica y pacífica; y esa es la voluntad del pueblo de Nicaragua”, expresó Castro en torno a las declaraciones de Powers sobre la falta de transparencia en los comicios nacionales de 2011.

En tanto, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Parlamento, Jacinto Suarez, dijo que en “términos reales”, las relaciones bilaterales “siempre han estado normales” y lo que hubo fue un bloqueo al nombramiento de Powers, “por problemas que no son de Nicaragua, sino de contradicciones entre republicanos y demócratas”.