•  |
  •  |

Una de las salidas al delito de violación en menores de edad en la Iglesia católica sería, a juicio del teólogo y pastor de la Iglesia adventista, Donald Aguirre, permitir que los sacerdotes católicos puedan contraer matrimonio, pues el celibato no lo prescribe la Biblia como una Ley, sino como un don de Dios.

En ese sentido, la también teóloga Michelle Najlis, coincide con Aguirre en que la pederastia en menores en la Iglesia católica debería recaer sobre el sacerdote que cometió el delito y no sobre su dirigente obispo.

El pastor Aguirre afirma que la Iglesia católica debería restaurar a aquellos sacerdotes que cometen el delito de pederastia, porque “al final todos somos seres humanos y cometemos errores”, sin embargo, dijo que la responsabilidad del obispo con la sociedad, en este caso, será excomulgar a ese sacerdote que cometió la violación a un menor.

Aguirre señaló que lo más lógico para que no se siga cometiendo este delito en la Iglesia católica es que en esta religión se le permitieran a sus dirigentes sacerdotales casarse.

“El celibato, la Biblia no lo prescribe como una ley, y es una decisión propia de cada individuo, pero el problema es que para ellos es una imposición”, expresó Aguirre.

Culpa puede ser compartida La teóloga Michelle
Najlis señala también que la responsabilidad sí debería recaer en el obispo cuando este descuide al clero, y cuando desde su conocimiento oculte el delito de violación de su sacerdote. “Ahí sí el obispo se hace responsable por encubridor”.

Las reacciones ocurren luego de que monseñor Charles Scicluna, Fiscal del Vaticano, pidió este miércoles en el simposio de Roma que los cinco mil obispos en todo el mundo sean considerados responsables de la conducta de los curas bajo su autoridad en los casos de pederastia a menores.