•  |
  •  |

Como una violación a la institucionalidad y el Estado de Derecho, catalogaron algunos opositores el rechazo del fiscal electoral de Nicaragua, Armando Juárez, a la denuncia de fraude interpuesta por un grupo de abogados nicaragüenses por los comicios de noviembre pasado.

“Es que no hay Estado de Derecho y no se respeta la justicia en nuestro país. Si le preguntas al fiscal te va a decir que son órdenes de don Daniel (Ortega)”, afirmó el diputado del Partido Liberal Independiente, PLI, Luis Callejas.

Indicó que la negativa del fiscal Juárez es un ejemplo más y recordó que él mismo interpuso una denuncia que nunca fue contestada. “Acusé a Daniel Ortega de usar recursos del Estado para la campaña electoral y ni me respondieron. Me llamaron a la Fiscalía local, me dijeron que iban a investigar y al respecto no he sabido nada de ellos”, comentó.

“Más de lo mismo”
Catalogó la actuación de Juárez como “más de lo mismo”, como una “violación de la Constitución que funcionan a favor de la tiranía” y aseguró que no hay respeto a la ley, Estado de Derecho o respeto a la institucionalidad”.

“Esperemos que se recapacite y por vías pacíficas se corrijan todas esas alteraciones y anomalías que existen en los diferentes poderes del Estado para retornar al Estado de Derecho y a la Democracia, sino habrá que preguntarle a Somoza”, expresó Callejas.

PLC: “Son denuncias concretas”
Por su parte Miguel Rosales, vocero del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, manifestó que este partido siempre denunció “nacional e internacionalmente que las elecciones desde su inicio fueron convocadas por un Consejo Supremo Electoral inexistente y de ahí la nulidad absoluta del proceso, sumado a la ilegalidad e inconstitucionalidad de la candidatura de Daniel Ortega”.

Manifestó que estas denuncias no son abstractas como argumenta el Fiscal Electoral “todo lo contrario son denuncias concretas y se pueden comprobar si tan solo se publicaran los resultados de cada una de las doce mil Juntas Receptoras de Votos y a la par se abrieran los paquetes electorales de las mismas”.

“Encontraríamos los suficientes hallazgos para que se proceda de inmediato a la declaración de nulidad de esas elecciones, tal como lo contempla la misma Ley Electoral en sus artículos 168, 169 y 170”, sostuvo Rosales.

“Era de esperarse”

Para el analista Carlos Tünnermann, el rechazo de la denuncia de fraude electoral de los comicios pasados presentada por un grupo de abogados locales “era de esperarse”, porque según él, las instituciones del Estado están totalmente controladas por el presidente de la República Daniel Ortega.

Según Tünnermann, las diferentes sociedades civiles del país están agotando todos los recursos existentes a nivel nacional, de esta manera que “luego podrán buscar ayuda internacional”, expresó.

Además, sugirió que para evitar que la población pierda la confianza en los procesos electorales se debe exigir que se cambien totalmente los magistrados que trabajan en el CSE, refiriéndose a los próximos comicios municipales, “para que la gente confíe necesitamos que se haga una limpieza total del Poder Electoral”.

Los argumentos
El fiscal electoral, Armando Juárez, informó este viernes que rechazaron la denuncia argumentando que la causa “está desestimada” y era “rechazada de manera categórica”. Explicó que la denuncia, introducida en enero pasado por el opositor Grupo de Abogados Democráticos, es “abstracta” y contiene “tipos penales inexistentes”, porque el “fraude no existe en nuestro Código Penal”.

“Es hasta cierto punto irresponsable querer venir a poner una denuncia donde no existe ningún asidero técnico jurídico del cual se pueda cuestionar los resultados electorales”, añadió Juárez.

Lulio Marenco, uno de los miembros del Grupo de Abogados Democráticos, declaró que la decisión del Fiscal Electoral es “política, no jurídica” y que en la denuncia exigían al Consejo Supremo Electoral (CSE) divulgar los resultados de cada una de las 12 mil 985 Juntas Receptoras de Votos.

Para Juárez los resultados oficiales son “contundentes” y están en “plena vigencia”.

*Estudiante, Comunicación  Social, UCA.