•  |
  •  |

La designación de candidatos a alcaldes por el Frente Sandinista es un problema de doble cara para los simpatizantes de ese partido: por un lado, está la imposición de un candidato que no resultó de una consulta popular y por otro, que además ha desempeñado mal su cargo en algunos casos.

Varias de las protestas por los llamados “dedazos” se han originado en municipios donde los actuales ediles han sido designados para ser reelectos.

Los inconformes alegan —entre otras cosas— la mala gestión de sus ediles.

La reelección de una veintena de alcaldes sandinistas no tendría que sorprender a las bases del FSLN, ya que se puede decir que estaban anunciadas desde el 19 de octubre de 2009 cuando la Sala Constitucional del Poder Judicial resolvió un recurso de amparo del presidente Daniel Ortega y 109 alcaldes del FSLN declarando inaplicables los artículos 147 y 178 de la Constitución que prohíben su reelección, respectivamente.

Sin embargo, para el experto en gobiernos locales y director del Centro de Estudios y Análisis Político (CEAP), Silvio Prado, se está dejando a un lado la lógica de las elecciones que consiste —según dijo— en premiar o castigar la gestión de un funcionario público.

El nombre es lo de menos

“El Frente actúa de esa forma porque sabe que no va a pagar ningún costo, que eso no le va a traer consecuencias porque ponga a quien ponga, con un árbitro electoral como el que hay y con mecanismos electorales fraudulentos, no va a pasar nada”, consideró al respecto.

Los protestantes por la designación de alcaldes para la reelección resienten principalmente la inaccesibilidad a estos; sin embargo, la gestión de un gobierno local va más allá de ese aspecto.

¿Cómo evaluarlos?

En julio de 2004, la Cooperación Técnica Alemana (GTZ) inició un programa de fortalecimiento de capacidades de entidades del Gobierno Central y de los Gobiernos Municipales. De este último aspecto resultó el Informe de medición de resultados de la gestión en 20 municipios nicaragüenses en el período 2007-2009.

Los indicadores del estudio fueron: la administración financiera y tributaria, los servicios municipales, la planificación y gestión de inversiones, el manejo de sistema de catastro municipal, la participación ciudadana, el enfoque de equidad de género, la gestión administrativa, el cumplimiento de los Objetivos del Milenio, la gestión del desarrollo económico local y la gestión ambiental.

En cada uno se tomaron en cuenta varios sub-indicadores. Por ejemplo, en la administración financiera y tributaria se abordó la eficiencia en la gestión de cobro del Impuesto de Bienes e Inmuebles (IBI); en los servicios municipales se midió la cobertura poblacional urbana de recolección de residuos sólidos, así como la sostenibilidad financiera del servicio de cementerio municipal; en la planificación municipal y gestión de inversiones se estudió el nivel de ejecución del Programa de Inversión Anual (PIA), y en la participación ciudadana se valoró la realización de cabildos municipales, entre otros.

¿Por qué?

César Martínez y Teófilo Jiménez tienen experiencia en evaluar la gestión de los gobiernos locales desde 2001, a través del programa de Transparencia del organismo cívico Ética y Transparencia, E y T.

“Partimos de algo esencial que incluso está recogido en nuestra Constitución Política y es que las autoridades tienen el deber de rendir cuentas de su actuación”, refirió Martínez.

“Para alcanzar un verdadero desarrollo local es necesario que la ciudadanía se involucre en la administración de la alcaldía”, agregó.

Martínez reconoció que la tarea no ha sido fácil, pues les ha tocado convencer a las autoridades municipales de que el trabajo no responde a criterios políticos ni es una “cacería de brujas”, de tal manera que en su momento lograron la aceptación de alcaldías de distintas tendencias.

Se cerraron aún más

“En 2007, de las 25 alcaldías que evaluamos en temas de contrataciones, 22 eran sandinistas”, indicó.

No obstante, dijo que a partir de 2009 —cuando asumieron los alcaldes electos en noviembre de 2008— se emprendió una línea de centralización y las alcaldías dejaron de trabajar con organismos de la sociedad civil.

En ese sentido, Jiménez señaló que los “malos manejos” en los gobiernos locales existen aún cuando hay seguimiento y evaluación, por lo que cuando no hay auditoría por parte de la sociedad civil ni de la Contraloría General de la República (CGR) “están las condiciones dadas” para que se cometan, ya sea con intención o por falta de conocimientos.

Puntos claves

Martínez y Jiménez coincidieron en que los aspectos más importantes para evaluar la gestión de un gobierno local y que están a la vista de la población, son: los Comités de Desarrollo Municipal (CDM), las publicaciones de la alcaldía y el cumplimiento del Presupuesto Municipal Participativo.

Sobre los CDM compete saber si están conformados pluralmente y no solo por miembros del partido que gobierna el municipio, y si se reúnen con periodicidad para discutir el Presupuesto Municipal.

¿Funcionan los CDM?

Los CDM están establecidos en la Ley de Participación Ciudadana como un instrumento de participación ciudadana.

De conformidad a lo establecido en el artículo 28, numeral 7) de la Ley de Municipios, en cada municipio se deberá integrar un Comité de Desarrollo Municipal, para cooperar en la gestión y planificación del desarrollo económico y social de su respectivo territorio.

En tanto, la Ley de Participación Ciudadana establece que los CDM se deben conformar con representantes de los Ministerios con presencia en el territorio; un representante de los entes autónomos; un representante de los gobiernos regionales y/o municipales; un representante de las diferentes asociaciones de la sociedad civil y asociaciones religiosas; un representante de cada una de las cámaras empresariales, confederaciones sindicales, cooperativas y las de productores; un representante de cada uno de los partidos políticos con representación parlamentaria; un representante de las asociaciones de pueblos y comunidades indígenas y cualquier otro a criterio del Poder Ejecutivo o del alcalde.

En cuanto a las publicaciones de las alcaldías, las más importantes son el Plan de Inversión Anual y el Plan General de Adquisiciones.

El último punto tiene que ver con el cumplimiento de lo que manda la Ley de Régimen Presupuestario sobre las fechas y la forma para elaborar el Presupuesto Municipal, en conjunto con órganos de participación que están establecidos en la Ley de Municipios y en la Ley de Participación Ciudadana.

¿Hay o no hay alcaldes en el pueblo?

A criterio de Prado, la población percibe la gestión del gobierno local a través de aspectos más específicos relacionados con los servicios municipales, como por ejemplo el tratamiento de los desechos sólidos de la ciudad, la organización y limpieza de los mercados, la administración de los cementerios, el alumbrado público, construcción de puentes, carreteras, aceras, etcétera.

Aseguró que para los ciudadanos, un indicador símbolo es el cuido de los parques, así como la construcción y cuido de espacios para practicar deportes, la promoción de actividades culturales y el aporte para la seguridad en la ciudad.

Prado mencionó que cuando la población ve eficiencia en esos aspectos expresa que “hay alcalde en el pueblo”.

Según este experto, para la ciudadanía también son muy importantes los servicios que presta la alcaldía a su interior, como son el Registro Público, el Registro Comercial y el Registro de Fierros.

En este sentido, indicó que hay mucha sensibilidad en cuanto a la atención del personal de la municipalidad, es decir, si son eficientes, si los horarios de atención son flexibles y si los procedimientos para realizar trámites son sencillos.

LEYES RELACIONADAS A LA GESTIÓN DE LOS GOBIERNOS LOCALES
* Ley de Municipios
* Ley de Régimen Presupuestario Municipal
* Ley de Participación Ciudadana
* Ley de Acceso a la Información Pública
* Ley de Contrataciones Municipales
* Ley de Carrera Administrativa Municipal

EDILES QUE VAN POR LA REELECCIÓN
Nandasmo, Ivana Isabel Carranza Carranza
Catarina, Reynaldo Acevedo
La Concepción, Manuel Mercado Navas
Corinto, William Martínez Sánchez
Santa Teresa, Iván Dinarte
El Rosario, Evert López
La Conquista, Ramón López
Somoto, Wilson Pablo Montoya
Estelí, Francisco “Pancho” Valenzuela
Masaya, Félix Trejos
Rivas, Wilfredo López Hernández
Matagalpa, Sadrach Zeledón
Jinotega, Leónidas Centeno
Juigalpa, María Elena Gallardo