•  |
  •  |

En las vísperas de las elecciones municipales, el arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo Brenes exhortó a los políticos, “no ocupar a los jóvenes en las campañas políticas ni para estar en las plazas ni en las rotondas, sino que los dejen estudiar para que el día de mañana tengamos buenos profesionales, porque si hoy tenemos malos estudiantes mañana tendremos malos profesionales”.

El llamado lo hizo ayer monseñor Brenes al término de la eucaristía solemne en la que celebró al santo mártir San Caralampio, en la iglesia del mismo nombre.

Insistió en la misión del joven en este momento que consiste en estudiar e hizo énfasis en que los padres de familia están haciendo grandes gastos, por lo que  si un alumno pierde un curso, “con la economía como está esto es una gran pérdida. Yo invito a que los estudiantes se comprometan y estudien”.

Al concluir el oficio religioso en cuya homilía instó a los cristianos a prepararse espiritualmente para el tiempo de Cuaresma,  monseñor Brenes atendió a los medios de comunicación y habló acerca de algunos tópicos coyunturales.

“La imposición no es buena”

En cuanto a la protesta de sectores afines al partido de gobierno que se niegan a aceptar la imposición de candidatos, monseñor Brenes dijo que los partidos políticos tienen sus estatutos y reglamentos así que lo importante para todos los miembros de estos es respetar  esos acuerdos que han consensuado en asambleas. Ojalá que los partidos puedan elegir para que aquellas personas que son miembros de diferentes partidos puedan elegir libremente.

“Escuchaba a alguien decir que si un candidato se impone quizás no sea el idóneo para responder a las urgencias y necesidades.  Es bueno que las comunidades puedan escoger a sus candidatos. Cuando yo estaba en Matagalpa decía que las elecciones municipales son una escuela de democracia porque en los municipios uno conoce la vida y milagro de sus candidatos y qué bueno es que desde los municipios podamos aprender a escoger de manera libre a las personas que regirán los destinos de nuestras comunidades”, señaló.

Finalmente, antes de pasar al altar mayor de la iglesia para presenciar la salida de la procesión en la que estuvieron las imágenes de San Caralampio, San Sebastián, Santiago Apóstol y San Antonio de Padua, monseñor Brenes ratificó que “las imposiciones nunca son buenas. Es necesario consultar y que los partidos políticos comprendan que hay que escoger a las personas idóneas”.