• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |

A un día de que el Comité de Relaciones Exteriores de Estados Unidos discuta una resolución sobre la democracia en Nicaragua y a tres de una audiencia del Comité de Relaciones Exteriores de Estados Unidos, titulada “Influencia y actividades de Irán en América Latina”, el vicesecretario Adjunto de Estado en funciones para Asuntos del Hemisferio Occidental, Kevin Whitaker, llegó ayer a Nicaragua para realizar una serie de reuniones con diferentes sectores de este país.

Whitaker inició estos encuentros con el canciller Samuel Santos, ayer por la tarde, y luego continuó anoche con otras reuniones en una agenda hasta hoy desconocida.

De acuerdo con una nota de prensa de la embajada de Estados Unidos en Nicaragua, Whitaker sostendrá reuniones con altos funcionarios del gobierno para abordar temas de interés mutuo, entre los que se incluye “el apoyo a la democracia y a los derechos humanos en Nicaragua”.

También se reuniría con líderes empresariales, activistas de la sociedad civil y representantes de los partidos políticos, para manifestar el continuo respaldo de Estados Unidos a la sociedad civil y “a las aspiraciones democráticas” de los nicaragüenses.

Una audiencia del Comité de Relaciones Exteriores en Washington, programada para esta semana, incluía la participación de Whitaker en dos paneles. En el primero solo aparecía él, y en el segundo alternaría con Ilan Berman, Roger Noriega, Douglas Farah y Cynthia J. Arnson, pero ayer, cerca de las seis de la tarde, la página oficial fue cambiada y Whitaker ya no apareció en el evento.

Ni Whitaker ni Santos han ofrecido declaraciones sobre la reunión que sostuvieron ayer en Managua.

Resolución

El Comité de Relaciones Exteriores realizará hoy una reunión de trabajo que incluye, en el tema de legislación, una resolución de apoyo “a las aspiraciones democráticas del pueblo nicaragüense”, y “hace un llamado de atención por el deterioro del orden constitucional” en este país.

“Emitir una resolución en apoyo a las aspiraciones democráticas del pueblo nicaragüense y hacer un llamado de atención por el deterioro del orden constitucional en Nicaragua”, es el cuarto tema en la agenda del Comité para hoy martes, según la página web oficial.

Nominaciones en agenda

En esta reunión de trabajo, luego de un bloque sobre legislación, abordarán algunas de las nominaciones pendientes, entre ellas la de la posible embajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Phyllis Powers.

De acuerdo con la agenda publicada en la página web del Comité, entre las nominaciones se abordarán las de tres de los cuatro embajadores que estuvieron dando testimonio el pasado martes 7 de febrero.

Junto a la nominación de Powers se discutirá la de Jonathan Farrar y Larry Palmer, designados para asumir las embajadas estadounidenses en Panamá y Barbados, respectivamente. En la agenda de esta reunión de trabajo no aparece la nominación de Reynoso, quien fue designada para la embajada en Uruguay. La reunión de trabajo será dirigida por el senador John Kerry y se realizará cerca de la 1:15 de la tarde hora local.

El tema de Irán

El excanciller de Nicaragua, Francisco Aguirre Sacasa, considera que en los Estados Unidos el tema de Irán es uno de los más controversiales. “Es el país que está más en el radar de los Estados Unidos, más que cualquier otro país”, dijo.

A diferencia del dicho nicaragüense de que hay “mucho ruido y pocas nueces”, el caso de Irán y su relación con algunos países de América Latina “no solo trae ruidos, sino que nueces”, comentó Aguirre.

Señaló que durante la audiencia del pasado 7 de febrero, donde se escuchó el testimonio de los nominados a embajadores, entre ellos Powers, se habló del acercamiento que el presidente Daniel Ortega tuvo con el presidente de Irán.

Aguirre resaltó que la reunión de trabajo de hoy en Washington estará encabezada por el presidente del Comité de Relaciones Exteriores, el senador John Kerry, y una vez que el comité dé el visto bueno pasará al plenario. “No creo que vayan a vetar a Powers que es quien nos interesa más a nosotros”, resaltó.

“Para mí hay dos temas que tiene Ortega: Uno es la degradación de la democracia en Nicaragua, pero el otro es lo que llamó el senador Rubio ‘la línea roja’ que no se podía cruzar, que es un acercamiento adicional a Irán”, explicó Aguirre.

El excanciller considera que el emitir una resolución demuestra que hay un “problema serio entre Estados Unidos y sus dos partidos en el congreso, con la administración Ortega”. Aunque algunos analistas consideran que con la ratificación de Powers se normalizarán las relaciones, Aguirre las ve tensas.

“Una manera en que se puede comunicar este tipo de tensión puede ser a través de las palabras que se comunicaron el 7 de febrero y con una resolución. Lo interesante es qué podría salir de esto y enviarse al Senado una resolución que lo que haría es recoger el sentimiento de los senadores en una Ley, sobre lo que está pasando”, añadió.

Aguirre comentó que le parecía extraño el cambio en la agenda de la audiencia, así como la ausencia de Julissa Reynoso, en la lista de nominaciones a discutir, porque ella, junto con Powers, Farrar y Palmer, estuvieron en la audiencia del martes 7 de febrero. Reynoso está nominada para embajadora en Uruguay.

Estado de Derecho

El constitucionalista Cairo Manuel López explicó que cuando Estados Unidos habla de un “deterioro en el orden constitucional”, se refiere a que “después de las elecciones de 2008 es evidente para cualquier observador nacional e internacional que ha habido un deterioro en el país de las condiciones democráticas”.

“Se han identificado otras transgresiones a la Constitución Política, por ejemplo, a través de decreto se han creado impuestos, se han modificado leyes ordinarias, cuando esto le corresponde única y exclusivamente a la Asamblea Nacional como tal”, afirmó.