•  |
  •  |

En los 80 se les observaba haciendo filas para formar parte de los pelotones del Servicio Militar Patriótico, SMP, que combatían a las fuerzas de la Contra, o bien, alistándose para ser parte de la gran Cruzada Nacional de Alfabetización, CNA, (1980); hoy se les observa en los actos oficiales del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, de manera seleccionada, haciendo coro a una estructura de mando que se reduce a la orden de dos personas, el presidente Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo Zambrana.

“Es difícil hacer comparaciones de este órgano que ha sido el mayor tentáculo del FSLN, en la Revolución”, dicen exintegrantes de la JS19 de Julio. La Juventud Sandinista de los años 80 es considerada una juventud “sacrificada y crucificada” que luchó por el paradigma de la libertad y que se regocijó con orgullo por el simple hecho de ser parte de la familia de los ideales de Sandino, pero que también sintió y vivió el dolor en carne propia cuando vio caer en combate a los también compañeros jóvenes que luchaban por establecer en Nicaragua un gobierno alejado de una dictadura.

Así recuerda Gonzalo Carrión, uno de los fundadores de la Juventud Sandinista 19 de Julio en los años 80, a este importante órgano del FSLN, principal protagonista de la Revolución del pueblo nicaragüense en 1979, y que hizo suyo el ideal que parece haberse escrito con sangre, y que aún proclama la Juventud Sandinista actual: “Sin una juventud dispuesta al sacrificio, no hay Revolución”

La Juventud de los 80 escribió con sangre la historia de Nicaragua, “esa juventud que hoy se convirtió en una Juventud Sandinista entusiasta, entregada y disciplinada, que tiene una motivación sincera y una autenticidad, pero que al final no delibera  ni reflexiona” sobre lo heredado por sus antecesores, expresa.

“Vos los observas (hoy) con mucha alegría, brincan como jóvenes, lo hacen con mucha emoción y yo considero que lo hacen con autenticidad”, expresó Carrión quien, sin embargo, reitera que esta Juventud Sandinista no reflexiona sobre la “conciencia plena de ciudadanía”, que identificó a la JS19 de Julio de los 80.

Para el hoy protector de los derechos humanos, comparar a la Juventud Sandinista de los 80 con la de nuestros días, es sumamente difícil, pero algunos sobresaltos la hacen diferenciar.
“Por ejemplo, en nuestro tiempo no habían rotondas y hoy se miran concentrados en las rotondas; en ese tiempo había nueve dirigentes que eran conocidos como los nueve Dioses del Olimpo, porque una orden de los nueves comandantes era una Ley de la Republica, hoy solo hay dos dioses, el presidente Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo Zambrana”, asegura  Carrión,

Adquieren conciencia… pero

El diputado sandinista, Evert Cárcamo, exmiembro de la JS19 de Julio, consideró que muchos jóvenes de este órgano están adquiriendo conciencia, “los que principalmente andan en los barrios entregando zinc, los que andan organizados, los que van adquiriendo experiencia, pero tienen que estar claros que el FSLN es un partido de historia y que ahora le toca a ellos mantener viva la llama de la Revolución”.

Cárcamo asegura que la actual Juventud Sandinista está integrada por hijos de excombatientes, de cachorros, de gente de formación, de chavalos que han admirado a sus padres, a sus tíos, a su familia, pero que dentro de ese grupo hay algunos que toman (a la organización) como una aventura y otros la toman con alguna irresponsabilidad.

“Lo que yo veo en esta Juventud de hoy, es que a veces quieren apartar la historia, quieren olvidarse de los grandes héroes y los combatientes, como que son ellos los que están haciendo esta Revolución, mas no se dan cuenta que ellos son los herederos de lo que nosotros hicimos. La juventud tiene que tomar el ejemplo del pasado y que no traten de desplazarla porque la historia no se desplaza”, expresó.

El diputado del partido de gobierno, también ve otro tipo de Juventud Sandinista que no necesariamente está organizada, pero que dentro de su interior forma parte de esa gran familia de jóvenes.

La juventud mediática

De lo que no cabe duda es que la Juventud Sandinista 19 de Julio, se introdujo al campo de la comunicación, ocupando espacios y programas de televisión en los canales oficiales del gobierno. La Red y La Revuelta en Canal 13, y Rebelde, en Canal 8, son programas producidos por jóvenes de la JS 19 de Julio.

Para la diputada y también periodista Xochilt Ocampo, la participación de este órgano del FSLN en los medios no debe sorprender, puesto que la juventud constituye más del 64% de la población en Nicaragua

“La juventud siempre ha sido protagónica en todos los procesos, la juventud fue la que hizo posible una Revolución en nuestro país, la juventud fue la que asumió las riendas en los 80, y lo que estamos viendo ahora siempre lo hemos visto: un Frente Sandinista lleno de juventud, un Frente Sandinista en donde los jóvenes son protagonista de su destino”, dijo Ocampo.
En tanto, Gonzalo Carrión afirma que los integrantes de la JS19 de Julio, que se encuentra en los medios de comunicación son actualmente los dirigentes de este órgano sandinista, pero que esta organización juvenil siempre se ha caracterizado por ser protagónica-mediática.
El más vivo ejemplo fue el video oficial de propaganda del FSLN en la campaña presidencial de 2011, donde la Juventud Sandinista fue la intérprete.

“Juventud se identifica con FSLN”

Si se toma en cuenta la opinión de Banner Moreno, miembro de la JS actual, pareciera ser  que la consagración de este órgano sandinista radica en mantener en el poder al presidente Daniel Ortega.

Moreno aparece en un reportaje de televisión colgado en “El 19 Digital”, afirmando que el protagonismo de la Juventud, --en esta segunda etapa de gobierno del Frente Sandinista--, fue la cara  de las elecciones. “Fue el punto que marcó la diferencia --y no solo desde el punto de vista sandinista--, sino de la juventud entera de Nicaragua, que dio su voto y puso su confianza en el compañero Daniel Ortega Saavedra”, dijo.

La Juventud Sandinista actual, según las declaraciones de Moreno, parece estar convencida de que fueron sus integrantes los que llevaron al poder al presidente Daniel Ortega y se sienten retribuidos con los mensajes del mandatario, como lo señala también en este mismo reportaje Cenia Moreno, miembro de la JS, a quien el gesto de Ortega de quitarse la banda presidencial y ofrecérsela al pueblo en su toma de posesión fue importante para ella y la ciudadanía nicaragüense.

“El mayor porcentaje de los votantes fuimos los jóvenes, y es por eso que el compañero Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo se sienten con el valor de decir que por los jóvenes, los niños, las mujeres y los ancianos ellos van a dar la cara. Incluso él (Ortega) en la toma de posesión se quitó su banda y dijo: “Esta banda no es mía sino de ustedes, del campesino, de los ancianos, de los niños  y de las mujeres, y eso es importante”, dijo Cenia Moreno, miembro actual de la JS19 de Julio.

José Ángel Corrales, también miembro de la organización en León, consideró que su organización juvenil tiene que hacer un trabajo para mantener viva esa Revolución. “Yo sé que el gobierno va hacer florecer otros proyectos más con el ALBA, y vamos para adelante compañero, que vamos por más victorias y gracias al Frente Sandinista estamos siempre una juventud activa, revolucionaria, participativa”, expresa.

Juventud se ampara en el poder y su partido

No obstante, la actual JS19 de Julio, igual que la JS de los 80, parece ampararse en el escudo de su partido y su partido de igual manera en el poder que posee, como lo señala el exfundador de la JS, Henry Petrie, en su libro “Jóvenes de Nicaragua: Una historia que contar”.

Debido a esa subordinación de la Juventud Sandinista a los lineamientos de su partido, las actividades propias de esta organización juvenil --considerada a través de la historia como una ilustración en Latinoamérica por su entregada labor al Servicio Militar Patriótico, SMP, y a la Cruzada Nacional de Alfabetización, CNA-, parecen no tener autonomía.
Henry Petrie considera incongruente que siendo este órgano sandinista el que le dio el voto masivo al presidente Ortega para que ganara de nuevo las elecciones presidenciales en 2006 y 2011, haya resuelto en la celebración del V Congreso de la JS19 de Julio, no participar en las candidaturas y cargos públicos.

“Son ellos el relevo que debe capacitarse, que debe formarse, pero que también debe pelear, luchar por sus oportunidades y espacios adecuados”, dijo Petrie en respuesta a la actitud anunciada por Bosco Castillo, actual coordinador general de la JS19 de Julio.
En esa ocasión, Castillo dijo que la Juventud Sandinista 19 de Julio, se abstenía de ocupar candidaturas o cargos públicos en las instituciones del Estado.

El reto de la JS

La diputada sandinista Xochilt Ocampo y también miembro de la organización, afirma que este órgano tiene un reto que cumplir, que es de acompañar al gobierno de Ortega  a desarrollar los diferentes programas y las diferentes actividades que promueve.

“Recorda que la JS de antes luchaba contra una agresión, contra una invasión del imperio norteamericano y tenía que defender la producción, tenía que ir a alfabetizar y la juventud ahora ya lo hizo, pero estamos en otro contexto en el que ahora la juventud tiene que luchar contra otros flagelos como son las drogas, el narcotráfico, la delincuencia y contra la ignorancia, por eso se está promoviendo la batalla por el sexto grado”,  señala Ocampo
La legisladora afirma que la Juventud Sandinista obedece a una ideología, “obedece a un programa social, a un programa de vida, a un país que hay que sacar adelante” y que “la juventud de antes y la de ahora siempre van obedecer a una ideología política”.

“Estamos hablando del socialismo, de una revolución, los jóvenes vamos a obedecer a eso, recordá que eso es lo que nos une”, agregó.

Francisco Velásquez miembro de la JS 19 de Julio, considera que dentro de la estructura partidaria del FSLN los jóvenes tienen voz y voto para actuar y decidir sobre diversas problemáticas.

“No precisamente tenemos que esperar que venga un alcalde a hacernos visita para nosotros darle solución a las problemáticas de las personas, o de una sociedad entera. Los cinco años de este gobierno cristiano, socialista y solidario, (el Presidente) ha sido muy enfático en darle poder al pueblo para identificar los problemas y que el mismo pueblo los resuelva”, finalizó Velásquez.