Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El poeta y sacerdote nicaragüense Ernesto Cardenal fue invitado personal del presidente Fernando Lugo y sus primeras palabras al llegar a Paraguay fue que el ascenso del obispo a la presidencia fue un milagro de Dios.

“Yo siento que aquí hay un milagro, y creo que es una bendición… no creo, sé que es una bendición de Dios para el Paraguay y para toda nuestra América la elección del nuevo presidente”, dijo el poeta nicaragüense.

Un libertador
“Un sacerdote como yo y un obispo, pero no un sacerdote cualquiera, ni un obispo cualquiera, sino sacerdote y obispo de la Liberación, lo cual significa que han elegido un libertador”, continuó.

“El hecho también de que sea un hombre que ha abrazado la pobreza voluntaria certifica que estará libre de toda corrupción, que es el mal más grande ahora del planeta. Entonces están libre de eso y tienen un libertador”, declaró el poeta nicaragüense, según consignaron ayer publicaciones periodísticas de ese país.

Programa propio
El invitado de Lugo tiene un programa especial que incluye varios encuentros con organizaciones culturales y escritores locales.

Cardenal conversará con referentes de la cultura y la literatura local. El encuentro se realizará el próximo domingo 17, en el Teatro Municipal de Asunción
La visita de Cardenal cuenta con el apoyo del Ministerio de Relaciones Exteriores, la Secretaría de Cultura y la Alianza Patriótica para el Cambio