•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El eurodiputado socialista español Luis Yáñez-Barnuevo llegó hoy a Managua para presentar las conclusiones de la misión de observación electoral enviada por la Unión Europea (UE) a los comicios del pasado 6 de noviembre, en los que resultó reelegido el mandatario Daniel Ortega.

Yáñez, que permanecerá hasta el viernes en Nicaragua, dará a conocer el próximo miércoles el informe definitivo de la misión de la UE, dijo este lunes a Efe un portavoz de la delegación europea en Managua.

Yáñez-Barnuevo, que fue jefe de la misión de observación, ya alertó el pasado 8 de noviembre de que supuestamente faltó "transparencia" en las elecciones celebradas dos días antes.

Yáñez señaló entonces que era "indudable" que Ortega había ganado las elecciones, pero precisó que eso no implicaba que hubiera habido "transparencia y limpieza" en el proceso.

El eurodiputado denunció que las autoridades electorales nicaragüenses actuaron con "opacidad y arbitrariedad" en la fase final de los comicios al no acreditar a los fiscales de oposición en las mesas de votación y no permitir la observación a "varios grupos nacionales de dilatada experiencia".

Asimismo, los observadores de la UE criticaron la falta de "neutralidad" del Consejo Supremo Electoral que, dijeron, mostró "repetidas muestras de parcialidad y escasa independencia".

Ortega ganó con el 62,46 % de los votos según los resultados oficiales, pero ninguno de sus cuatro adversarios reconoció esa victoria, y, por el contrario, denunciaron "irregularidades" en el proceso.

En los días que siguieron a los comicios del 6 de noviembre se registraron importantes disturbios en el país que dejaron tres opositores y un sandinista muertos, y heridos a 49 policías y decenas de civiles, según la Policía Nacional.

El Gobierno instó entonces a los ciudadanos a trabajar "en armonía" y promover una "imagen positiva" del país, en tanto que el principal oponente de Ortega en las elecciones, Fabio Gadea, llamó a mantener una "resistencia pacífica" en las calles.

El líder sandinista inició su nuevo mandato de 5 años el 10 de enero pasado y la Fiscalía Electoral desestimó hace 10 días una denuncia por fraude en la votación, que había sido introducida por un grupo de abogados opositores.

Alemania recortó su cooperación a Nicaragua por el "retroceso grave en el estado democrático" tras las pasadas elecciones, según explicó en enero la embajadora germana en Managua, Betina Kern.

Por su parte, Estados Unidos informó en enero pasado que revisará su ayuda económica en Nicaragua y aplicará un "agresivo escrutinio" a los préstamos concedidos a este país dentro de los organismos multilaterales.

Además, el vicesecretario adjunto de Estado en funciones para el hemisferio occidental de Estados Unidos, Kevin Whitaker, expresó la semana pasada su "preocupación" por la situación de la democracia en Nicaragua, al concluir una visita de tres días en Managua.

El Gobierno nicaragüense ha defendido la transparencia de esas elecciones y ha dicho que no aceptará cooperación internacional "condicionada".