•  |
  •  |
  • END

A petición del Gobierno el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes) aprobó un crédito de 3.5 millones dólares para 700 comerciantes del Mercado Oriental que perdieron su venta en el incendio.

La coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, informó a los comerciantes, en su mayoría mujeres, que cada una tendrá acceso a un crédito de cinco mil dólares que serán pagados en tres años con el tres por ciento de interés anual.

El programa, que ha sido llamado por el Gobierno “En nombre de Dios”, es la principal medida del Ejecutivo al desastre ocasionado por el incendio del pasado primero de agosto, que acabó con ocho manzanas del mercado Oriental, cuatro quemadas completamente y las otras cuatro destruidas. El incendió dejó 1.502 negocios destruidos y más de 100 millones de dólares de pérdidas.

Los beneficiados serán escogidos por las asociaciones de comerciantes y tendrán seis meses de gracia. La cuota mensual será de 145 dólares y los fiadores, explicó Murillo, “serán grupos solidarios en la misma lógica de Usura Cero”.

Muchos contentos
Ignacia Valle vendía zapatos y chinelas en el Oriental, pero con el incendio perdió toda su venta y su tramo, valorados ambos en 30 mil dólares. “Le doy gracias a Dios porque esto me dará para construir”, expresó luego de conocer la noticia.

Entre las aproximadamente 80 comerciantes que llegaron a la Secretaría del Frente Sandinista, también Casa de Gobierno, la gran mayoría salió contenta con las gestiones del Ejecutivo.

Otras pocos minimizaron el crédito por considerarlo ínfimo en relación a lo que se necesita. Algunas líderes de las asociaciones de comerciantes reprocharon “la ingratitud” de las insatisfechas.

La señora María Auxiliadora Lumbí está conforme con el préstamo que le harán, pues considera “que uno no puede enjaranarse mucho”, ya que ella perdió 10 mil dólares en el incendio.

Los beneficiarios tendrán que abocarse a las oficinas de Alba Caruna, donde abrirán ventanillas exclusivas para los comerciantes, dijo Murillo, quien agregó que así el mandatario cumplía con la promesa hecha el día que se presentó en el Oriental, cuando el fuego aún no había sido controlado.