•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó hoy el presupuesto para 2012, por 1.827 millones de dólares, e incluyó una partida de 3,8 millones de dólares para el Banco de la Alianza Bolivariana para las Américas (BALBA), criticada por la oposición.

El plan de gastos del Ejecutivo, que pasó con 65 votos a favor y 25 en contra y dos asambleístas ausentes, fue aprobado en una sesión en la que la oposición acusó al presidente Daniel Ortega y a su familia de beneficiarse con la cooperación que Venezuela envía a Nicaragua y suma 1.944,5 millones de dólares desde 2007, según cifras oficiales.

Los diputados opositores también cuestionaron esa nueva partida de 3,8 millones de dólares, por considerar al BALBA "un proyecto que a todas luces es un riesgo" para Nicaragua.

El presidente de la Comisión Económica del Legislativo, el oficialista Wálmaro Gutiérrez, sostuvo en el pleno que el BALBA será para Nicaragua "un nuevo financiador en el combate a la pobreza", tal como lo son, explicó, el Banco Mundial o el Banco Interamericano de Desarrollo.

Agregó que el aporte a esa institución "no afecta ni el gasto social ni el déficit" presupuestario y que el BALBA garantizará una financiación "altamente concesional y no condicionado".

Pero el diputado liberal opositor Eliseo Núñez Morales opinó que el aporte al BALBA convierte en "deuda pública" parte de los compromisos suscritos por Ortega con su colega venezolano, Hugo Chávez, en el marco de la ALBA.

El Gobierno de Nicaragua proyecta aportar 28 millones de dólares al BALBA en los próximos 5 años.

El presupuesto ratificado este martes por el Parlamento superará en 11,2 % al del año anterior y fue elaborado con base en un precio promedio de 97,2 dólares el barril del petróleo, precisó Gutiérrez.

La primera secretaria del Parlamento nicaragüense, la sandinista Alba Palacios, detalló que el techo de ingresos del presupuesto de 2012 será de 1.626 millones de dólares, mientras el de gastos será de 1.827 millones de dólares.

El déficit presupuestario para 2012, de 201 millones de dólares, será cubierto con donaciones y préstamos externos e internos, según el proyecto aprobado.

El diputado disidente sandinista Enrique Sáenz criticó ese déficit, de 2,7 % del producto interno bruto (PIB) proyectado para 2012 y acusó al Gobierno de Ortega de ser el responsable por la disminución de la cooperación internacional tradicional, que pasó de casi 300 millones de dólares en 2007 a unos 100 millones de dólares en 2011, según cifras del Banco Central de Nicaragua.

Esa reducción, aseveró, obedece a los fraudes denunciados en las elecciones municipales de 2008, así como en las nacionales de 2011, en las que Ortega logró una polémica reelección presidencial.

El Ejecutivo elaboró el presupuesto de 2012 sobre una previsión de un crecimiento del PIB del 3,3 %, hasta los 7.431,4 millones de dólares, una inflación del 7,5 % y una devaluación anual de la moneda con respecto al dólar del 5 %.

El Gobierno de Ortega afirmó que más del 50 % del presupuesto de este año se destinará al gasto social.