•  |
  •  |

El expresidente de Nicaragua, Enrique Bolaños, aseguró en una entrevista con Ismael Cala, en CNN, que el apoyo a Siria ante la condena de la Organización de Naciones Unidas por la represión en este país muestra que Nicaragua anda “en órbitas diferentes” y está apoyando a Venezuela en su intento de “imponer el comunismo” con el nombre de “socialismo del siglo XXI”, sistema que aseguró ha fracasado a lo largo de la historia.

Recordó que en 1979 Nicaragua estaba en la “órbita soviética”, cuando se intentó imponer el comunismo y se recibió por 11 años el apoyo de Rusia. “Hasta 1989 cuando se ve el fracaso del comunismo y entra una era de un período de 16 años de gobiernos democráticos en Nicaragua de gobierno occidental, ahora estamos de regreso liderado por Chávez (Hugo) en Venezuela que está tratando de imponer el comunismo con otro nombre, socialismo del siglo XXI”, afirmó.

Manifestó que el presidente venezolano intenta restituir “la internacional comunista” y ya ha logrado captar a Cuba, Nicaragua, Bolivia y Ecuador.  

Complicidad con bloque ALBA
Afirmó que precisamente el rechazo a la condena de la ONU no es por apoyar al gobierno de Siria, sino por “complicidad con el bloque del ALBA”. “No tenemos relaciones íntimas con Damasco, Ortega se está beneficiando con el petróleo de Venezuela que le produce mucho dinero, entonces respalda a Venezuela que es la que lidera estos movimientos”, argumentó. Nicaragua es uno de los 12 países que votó en contra de la condena de la ONU.

En cuanto a la relación con Irán agregó que todo es parte de “la órbita”, en que se apoya “todo lo que sea contra Estados Unidos y contra el sistema occidental” y en lograr imponer el nuevo comunismo.

Los fantasmas del comunismo

Según Bolaños, el comunismo es “un sistema que fracasa porque no permite las libertades, no permite la libre iniciativa, no permite la propiedad, está condenado nuevamente a fracasar” y como ejemplo puso a China, donde “la parte que progresa es la parte capitalista, la comunista no progresa y está en la misma miseria de siempre”.  

Con Costa Rica “diplomacia”
En el tema de “conflictos limítrofes”, aseguró que son viejos y recomendó “ir a la corte (en La Haya)”, donde se han perdido algunos como un litigio con Honduras.

“Tenemos algunos fallos que le hemos ganado a Costa Rica y otros que ha ganado Costa Rica y tenemos otro nuevo, en La Haya por un dragado en el Río San Juan y una carretera que está haciendo Costa Rica y que está dañando el río echando todos esos desechos”, afirmó Bolaños.

Al ser consultado cómo resolvería los problemas limítrofes si fuera presidente, si emplearía esfuerzos diplomáticos dijo: “diplomáticos para hacerlo sí, de ahí no pasaría”.

Cambio en relaciones con Estados Unidos
Sobre las relaciones con Estados Unidos, Bolaños aseguró que el retroceso en las buenas relaciones no se debe al debilitamiento de la lucha contra el narcotráfico, porque esto se está haciendo y se ha fortalecido. “Ha sido por el atraso o retraso en la gobernabilidad del país”, señaló.