•  |
  •  |

El sesgo y la polarización son dos características detectadas en los medios de comunicación nicaragüenses durante la cobertura electoral en el período comprendido del 19 de octubre al dos de noviembre de 2011, según el Informe de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea, MOE-UE, hecho público ayer por el jefe de la misión, el eurodiputado español Luis Yáñez.

Pese a esta valoración un tanto negativa, el Informe de la MOE-UE establece que “los medios de comunicación nicaragüenses ejercieron su libertad de expresión sin cortapisas generalizadas de carácter indebido, a pesar de incidentes aislados”. 

Tres de estos incidentes, añade el Informe, “tuvieron lugar en presencia de (miembros de) la Misión de Observación en el país: la explosión ocurrida en la Radio JC, de Rosita, las interrupciones ocasionales de la señal de Radio Corporación en los últimos días de la campaña y el arresto de un periodista en el departamento de Río San Juan durante la jornada electoral”.

“En ninguno de estos tres casos, sin embargo, la MOE - UE pudo establecer de manera inequívoca una intención ilegal y manifiesta de censurar o coartar la libertad de expresión de un medio de comunicación o un periodista”, se lee en el documento.

Además, según el Informe, la MOE - UE sí tomó nota de la libertad con que se expresaron algunos de los medios de cobertura nacional más importantes, haciendo uso, en numerosas instancias, de un tono altamente crítico con el gobierno o los partidos de oposición”.

Condiciones desiguales
Según el Informe de la MOE-UE, el Consejo Supremo Electoral, CSE, no actuó en concordancia con lo dispuesto en la Ley Electoral respecto de garantizar el acceso a los medios de comunicación estatales de forma igualitaria para todos los partidos políticos y candidatos participantes en la contienda.  

“En primer lugar, la MOE - UE tiene constancia de que al menos un partido, la Alianza por la República, APRE, solicitó infructuosamente al CSE su derecho al tiempo de emisión en los medios del Estado. En segundo lugar, según datos del monitoreo de la MOE -UE, los partidos FSLN, PLI y PLC superaron los tiempos máximos de emisión de publicidad fijados por la Ley Electoral en alguno de los medios de comunicación monitoreados.

Por último, de acuerdo a los datos recopilados por los observadores de la MOE - UE en los departamentos, 14 de 20 directivos de medios locales entrevistados reconocieron cobrar a los partidos tarifas superiores a las comerciales, mientras que 7 de los 20 afirmaron haber fijado precios distintos a la propaganda, en función de los recursos de los que dispusieron los partidos o de las afinidades ideológicas del medio de comunicación”, establece el Informe de la MOE-UE como acciones violatorias de la Ley Electoral respecto al acceso a los medios de comunicación.

FSLN más que todos los demás juntos
Agrega el Informe que “el resultado de estos incumplimientos de la ley es que el FSLN dominó de manera abrumadora los espacios de publicidad en radio y televisión. El partido gobernante superó en cantidad de publicidad al conjunto de sus rivales en casi todos los medios monitoreados. Así fue en los canales 2, 4, 6 y 8, Radio Ya y Radio Nicaragua”.

Las únicas excepciones, agrega el documento, “fueron Radio Corporación, donde el 94% de la publicidad registrada correspondió al PLI; Canal 12, donde el conjunto de los partidos de oposición tuvo el 55% de la publicidad (aunque el FSLN tuvo más publicidad que ninguno de sus contrincantes por separado); Canal 14 y Radio Universidad, en los que no se registró propaganda electoral durante las horas del monitoreo”.

Finalmente, el Informe de la MOE-UE señala el sesgo de algunos medios de comunicación, entre ellos, el diario La Prensa.

Los medios impresos
“El Gobierno y el FSLN son los actores políticos que más atención de la prensa escrita recibieron, seguidos por el PLI y el PLC. ALN y, sobre todo, APRE apenas merecen una cobertura residual”, se lee en el Informe.
Agrega que “los sesgos más notables fueron los de La Prensa a favor del PLI y el de La Trinchera a favor del PLC.

 

Cómo se hizo el análisis de medios

Según el informe, un analista de medios de la MOE-UE instruyó a un grupo de seis monitores para que hicieran un seguimiento estricto de una muestra de medios de comunicación entre el 19 de octubre y el 2 de noviembre, fecha de inicio del silencio electoral, cuyo cumplimiento también fue monitoreado. La muestra de medios analizada incluyó a los dos medios de comunicación de propiedad estatal (el Canal 6, recientemente reabierto, y Radio Nicaragua), más una selección de los principales medios de cobertura nacional.

La selección trató de dar cabida a la mayor diversidad posible de orientaciones editoriales existentes en el país.

Los medios electrónicos
En la muestra se incluyeron más radios y televisoras que diarios, en virtud del principio, según el cual radios y televisiones están sujetos a mayores obligaciones que los medios impresos porque emiten a través del espacio aéreo nacional, que es un bien regulado, limitado y de titularidad pública. Esta razón justifica que a menudo se exija, con base legal o no, un mayor equilibrio e imparcialidad informativos de los medios electrónicos durante las campañas electorales.

De acuerdo con estos criterios, se analizaron los periódicos La Prensa, El Nuevo Diario, La Trinchera de la Noticia, Bolsa de Noticias, los canales de televisión 2, 4, 6, 8, 12 y 14, y las radios Nicaragua, Corporación, Ya y Universidad. Para los medios electrónicos, la muestra comprendió las tres horas de mayor audiencia durante los días laborables, que se redujeron a dos durante el fin de semana.

Por cada mención a un actor político relevante (candidatos, cargos ya electos o miembros de partidos) hallada en cualquiera de los medios de comunicación seleccionados, los monitores de medios registraron, entre otros datos, la extensión de la mención (en centímetros cuadrados, en prensa, o en segundos, en radio y televisión), así como el tono de la misma (negativo, neutro o positivo).