•  |
  •  |

Los diputados ante la Asamblea Nacional aprobaron ayer dos préstamos para desarrollar proyectos de infraestructura vial y energética, respectivamente. El primer préstamo es por un monto de US$27 millones 227 mil con el Banco de Exportaciones e Importaciones de Corea, Eximbank, para financiar parte del Programa Nacional de Electrificación Sostenible y de Energías Renovables, Peneser.

Con este monto se ejecutarán proyectos de electrificación rural en los municipios de Ocotal, El Sauce, Estelí y San Ramón.

De este monto, el 10% equivalente a US$2.8 millones se dirigirá a sufragar los gastos de ingeniería, supervisión y administración, y el restante 90% equivalente a aproximadamente US$24.4 millones financiarían los costos directos relacionados con el refuerzo al sistema de transmisión en las zonas rurales, que incluye construcción y expansión de las subestaciones, repuestos, capacitación y consultorías, más contingencias e imprevistos, según el contrato de préstamo.

Cuarenta años de plazo
Las condiciones financieras del préstamo son 40 años de plazo, incluyendo 10 años de gracia; se amortizará en 60 cuotas semestrales consecutivas, siendo el primer pago de principal 126 meses después de la firma del convenio, es decir a partir del 16 de junio del año 2022; los cargos pro servicio son del 0.1% y cargo por mora del 2% anual por encima de la tasa de interés ordinaria.

El préstamo será desembolsado en tres años, de acuerdo a los siguientes requerimientos anuales de fondos estimados: el primer año US$8.0 millones; el segundo año US$9.6 millones y el tercer año US$9.6 millones; el desembolso final será realizado dentro de 42 meses después de la fecha de entrada en vigencia del contrato de financiamiento.

Préstamo para red vial
El otro convenio de préstamo es con el Banco Mundial, BM, por un monto de US$35 millones para financiar un proyecto de rehabilitación de la red vial, el cual cuenta con tres componentes.

El primer componente consiste en obras de mejoramiento y mantenimiento de 88 kilómetros de caminos ubicados en regiones productivas y mantenimiento periódico de 40 kilómetros de caminos troncales. Para este componente se destinan US$30 millones y el resto del dinero es para los otros dos componentes del proyecto que son fortalecimiento institucional y gestión de proyectos, respectivamente.