•  |
  •  |

Partidos políticos y organizaciones de la sociedad civil y de expertos electorales reaccionaron de distintas formas ayer sobre el informe final de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea, MOE - UE.

Eliseo Núñez Morales, diputado del Partido Liberal Independiente, PLI, manifestó que el informe es “contundente” y deja claro que “esta elección careció de toda transparencia”.

Sobre las recomendaciones, expresó que van más allá que las que hizo la Organización de Estados Americanos, OEA, y que de ser cumplidas vendrían a “sanear” el sistema electoral.

Núñez indicó que las declaraciones que ofreció el miércoles el magistrado Roberto Rivas Reyes, Presidente del Consejo Supremo Electoral, CSE, son una muestra de “soberbia” y “cinismo sin límites”. “Obviamente sabe que el informe lo pone en una situación difícil”, dijo.

Seguirán presionando
Insistió que en el futuro Nicaragua debe trabajar por recuperar la institucionalidad y se debe trabajar desde diferentes sectores.

El diputado liberal cree que hay que seguir presionando para que en Nicaragua se abra un diálogo y se corrijan los problemas de institucionalidad. “Esta presión va a ir creciendo y tienen que ser en todos los niveles; en la Asamblea, en la sociedad civil y en cuanto podamos tomar fuerza deberíamos de hacerlo en las calles”, expresó Núñez.

Informe “incompleto, evasivo y contradictorio”
Por su parte, Miguel Rosales, vocero del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, catalogó el informe de la MOE como “incompleto, evasivo y contradictorio” y aseguró que pueden apoyar en la ampliación del mismo.

“No te habla si hubo un quebrantamiento a la Constitución de Nicaragua por la candidatura del presidente Daniel Ortega, no hace ninguna observación de esto y fue de lo primero que el PLC denunció ante los medios de comunicación”, indicó Rosales.

¿Se cambió la voluntad de los votantes?
Añadió que el informe tampoco habla de la legitimidad del origen de las personas que estuvieron al frente del proceso electoral y no expone si valida o no los resultados electorales o si “la magnitud” de las irregularidades hicieron algún cambio en la voluntad de los votantes.

“Te dice que el proceso tuvo vicios, fallos y que hay varias cosas que no corresponden a lo que la ley establece, pero no dice de una forma explícita si los resultados son válidos o no son válidos”,  afirmó Rosales.

Lo catalogó como “evasivo” porque habla sobre el proceso, pero no habla sobre la validación de los resultados y “contradictorio”, porque aunque señala que el proceso tiene irregularidades hace afirmaciones basadas en los resultados del mismo, como señalar como segunda fuerza al Partido Liberal Independiente, PLI, y asegurar que el PLC casi desapareció de la política nacional.

Informe “espléndido”
También organismos de observación y de la sociedad civil reaccionaron al informe final de la MOE - EU. El director ejecutivo de Ética y Transparencia, EyT, Roberto Courtney, consideró “espléndido” la realización del informe de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea, MOE-UE, sin embargo, el presidente del organismo Hagamos Democracia, Roberto Bendaña, consideró que fueron “tímidas” las recomendaciones sobre despartidizar el Consejo Supremo Electoral, CSE.

Bendaña, también manifestó que “les faltó” decir el número de veces que se violó la Ley Electoral 331, pero en general considera que este informe viene a reforzar lo que todos sabían.

Mejorar la actitud, espíritu y voluntad
“Me llamó la atención que no señalaron con exactitud número de veces que se violó la Ley Electoral”, manifestó Bendaña, quien también opinó que el mensaje “importante y central” del informe es que la MOE-UE considera que “si se puede mejorar el proceso electoral con actitud, espíritu y voluntad”.

Por su parte, Roberto Courtney dijo que es un informe “científico, técnico y profesional” y la recomendación más importante es que hay que proceder de inmediato para reemplazar el tribunal electoral.

“Hasta los mismos observadores del Consejo Nacional de Universidades, CNU, también han dicho que hay proceder de inmediato a reemplazar el tribunal electoral, todos los observadores coinciden en eso, y abrirse a un consenso de reforma que tiene que ver con el efecto de despartidizar la institución”, dijo el director de EYT.

Hay que interpretar el lenguaje diplomático
Por su parte, el especialista en temas de gobernabilidad, Irving Dávila Escobar, opinó que el jefe de la Misión de la UE, Luis Yáñez, usó términos muy diplomáticos al calificar de “opacidad” el proceso electoral, sin embargo, se debe entender que con eso quiso decir que “no hubo transparencia”, “hubo irregularidades” y que “no se puede definir quién fue el ganador”.

Dávila Escobar también interpretó que la declaración que hizo Yáñez --referida a que no tendría sentido venir a observar otras elecciones en Nicaragua, mientras no se modifiquen las reglas--, refuerza la idea de que se deben cambiar a los magistrados.

Aplauden y ratifican
El Movimiento por Nicaragua, MpN, también reaccionó al informe a través de un pronunciamiento, donde “aplauden” y “ratifican” el documento, pero también insisten en su posición de “repetir las elecciones con garantías de transparencia y poder realizar las futuras elecciones municipales”.

También el grupo ciudadano Frente Amplio Opositor, FAO, se sumó a la aceptación del informe. El delegado de Managua de este recién creado movimiento, José María Ortega, dijo que este documento ratifica lo que todos sabían.