•  |
  •  |

Algunos miembros de la directiva departamental del Partido Resistencia Nicaragüense, entre ellos el vicepresidente José Benito Bravo y el fiscal nacional Rafael Estrada Ocampo se opusieron a la elección de la Junta Directiva del partido que dejó nuevamente como presidente a Julio César Blandón, conocido como “Kalimán”.

Según Rafael Estrada, la elección de Julio César Blandón es “ilegal”, porque no se tomó en cuenta a varios miembros del partido que no “comulgan” con las decisiones que se ha tomado, y demandó que se elija a las autoridades respetando los estatutos.

José Benito Bravo explicó a  EL NUEVO DIARIO los motivos de la división del partido: “Fuimos electos en 2007. En 2009 se le presentó al Consejo Supremo Electoral la propuesta de aumentar el período de la directiva de tres a cinco años”. Según Bravo, en ese momento el CSE no presentó ninguna resolución, por lo tanto el período de Julio César Blandón había vencido hace dos años.

Por tales razones, los miembros del partido que protestaron ven necesario una convocatoria a Convención Nacional el 27 de junio, para que haya elecciones nuevas donde se respeten los estatutos.

Contraposición 

Por su parte, el vicepresidente del PRN Roberto Ferrey, quien recientemente fue elegido, afirmó que en una convención el CSE aumentó el período de mandato de los líderes del partido a cinco años, además, dijo que del directorio nacional hay 32 miembros, y que votaron un total de 26 personas en las elecciones de ayer.

Aseguró que el partido “no está dividido”, lo que pasa es que a José Benito Bravo se le retiró la vicepresidencia porque la gente “no le dio la confianza”, pero que si ellos quieren pueden seguir siendo miembros del partido.

El Partido Resistencia Nicaragüense está aliado al Frente Sandinista, y ayer reiteraron su voluntad de ir de nuevo en alianza para las elecciones municipales, pero  esa decisión dependería del FSLN.

*Estudiante de Comunicación Social, UCA.