•  |
  •  |
  • EFE

Delegaciones policiales de Costa Rica y de Nicaragua establecieron equipos de trabajo para coordinar labores de seguridad en la frontera común, en el marco de una reunión que ambos países calificaron como “cordial” y “exitosa”.

El comisionado nacional antidrogas de Costa Rica, Mauricio Boraschi, declaró a los periodistas que los grupos de trabajo se dividen en tres líneas: inteligencia y análisis, comunicaciones e interceptación. El funcionario costarricense explicó que con estos equipos se pretende intercambiar información fluida las 24 horas y planificar acciones para responder, cada uno en su territorio, “a cualquier incidencia” relacionada con el crimen organizado.

Enemigo común no tiene fronteras
Por su parte, la directora general de la Policía Nacional de Nicaragua, Aminta Granera Sacasa, manifestó que la reunión de dos días, la cual concluyó ayer, fue “muy provechosa” y se desarrolló “en un ambiente de cordialidad”.

“Hemos trabajado con el propósito de mejorar la coordinación, el intercambio de información y de cooperación para aumentar los niveles de seguridad en la zona fronteriza”, afirmó la funcionaria nicaragüense.

Agregó que este tipo de reuniones “le conviene a nuestros pueblos, porque el enemigo común no tiene fronteras y tiene recursos ilimitados”.

 

Cumplen mandato de la CCJ
El viceministro costarricense de Seguridad, Walter Navarro, declaró que la reunión fue “muy exitosa” porque “quedaron establecidos los equipos de trabajo y sus integrantes se conocieron”.

“Con estos protocolos vamos a establecer mecanismos para suministrar información que nos permitirá combatir el enemigo común que es el crimen organizado, el narcotráfico, el tráfico de personas y contrabando”, manifestó Navarro.

Este mecanismo de reunión, que se celebra por tercera ocasión, fue conformado por orden de la Corte Internacional de Justicia, CIJ, como parte de las medidas provisionales dictadas en marzo de 2011 en relación con una demanda que San José presentó contra Managua por la supuesta invasión de una parte de su territorio en la Isla Portillos (fluvial), en el Caribe.

Próxima reunión será en Managua
Ambos países acordaron ayer celebrar la siguiente reunión en Nicaragua en una fecha por definir dentro de los próximos tres meses.
Las relaciones diplomáticas entre Costa Rica y Nicaragua se encuentran al mínimo, y en este momento ambas naciones esperan que la CIJ resuelva denuncias cruzadas en su contra.

La primera querella por invasión fue presentada por San José, pero los jueces también estudian otro caso en el que Managua acusa a San José de causar graves daños ambientales al fronterizo Río San Juan, con la construcción de un camino de lastre de 160 kilómetros paralelo a la frontera.