•  |
  •  |

El presidente departamental del Movimiento Renovador Sandinista,  MRS, en Managua, José Javier Álvarez Argüello y su hijo Javier Enrique Álvarez Gil, fueron detenidos y amenazados con dejarlos presos por al menos tres días, en la Estación IV de la Policía capitalina, por una deuda de mil córdobas que demostró que ya había pagado desde noviembre del año pasado, a la Dirección General de Ingresos, DGI, pese a que no existe cárcel por deuda.

Sin embargo, los oficiales alegaron que aún no había llegado la resolución del juez que retiraba la orden de captura, por lo que detuvieron a ambos por tener “nombres iguales”.

Los dejan libres
La detención fue realizada ayer al mediodía, en la industria textil llamada Confortex, propiedad de Álvarez Argüello, donde llegaron cuatro policías encabezados por un agente de búsqueda y captura del Distrito IV, quien no usaba uniforme oficial y no quiso ofrecer su nombre.

Ambos estuvieron menos de una hora en la estación oficial. Álvarez Argüello relató que durante ese tiempo, los oficiales –quienes nunca ofrecieron sus nombres– le dijeron que iban a estar al menos tres días detenidos, mientras el juez no mandara la notificación oficial del retiro de la orden, pero “de repente” cambiaron de opinión y los sacaron antes que transcurriera una hora.