•  |
  •  |

Algunos dirigentes nacionales del Movimiento de la Unidad Nacional de la Resistencia Nicaragüense, se reunieron ayer para conciliar la destitución del presidente Julio César Blandón, conocido como “Kalimán”, porque según el vicepresidente del partido, José Benito Bravo “violó los estatutos para reelegirse”.

Bravo afirma que el próximo 27 de junio llevarán a cabo una “gran convención nacional”, donde elegirán a un nuevo presidente del partido, con “reglas claras del juego como tienen que ser”.

Le llaman reingeniería
También acusó a Blandón de querer imponerse con “caprichos” en la presidencia del partido y aseguró que lo que quieren hacer es una “reingeniería” del partido, sin embargo, ayer a la reunión solo reunieron a 9 dirigentes de diferentes municipios, que tampoco comparten la posición de “Kalimán”.

El pasado mes de febrero, Blandón hizo una reunión de directivos, para reelegirse como presidente, lo cual generó la inconformidad de los demás miembros, porque no siguió el proceso que mandan los estatutos del partido.