•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los dirigentes del PLI, encabezados por Eduardo Montealegre y Fabio Gadea continuaron ayer sus visitas a grupos empresariales de Amcham y Cosep para exponerles su voluntad de diálogo y quitar la percepción de “pacto” del cual se habla y se “sataniza” en la palestra pública.

Gadea y Montealegre coincidieron en que irán al diálogo con el gobierno como alianza política y no como partido político, como lo habían expresado el martes dirigentes del MRS, quienes en una conferencia de prensa, dijeron oponerse a un diálogo con el partido de gobierno.

El excandidato presidencial dijo respetar la opinión del MRS, pero les respondió que en estos momentos no se puede estar acusando a nadie de estar haciendo las cosas mal si aún no se ha iniciado a dialogar con el partido gobernante.

Montealgre, en tanto señaló, que lo que se pretende con este acercamiento, es fortalecer a los poderes del Estado para que  dentro de ellos se nombren mujeres y hombres que puedan devolverle la institucionalidad al país.

El presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua, Amcham, Yalí Molina, confía en que los miembros del Partido Liberal Independiente, PLI, representará los intereses de la Nación, en los próximos encuentros con la bancada del partido de gobierno Frente Sandinista de Liberación Nacional.

“Nosotros tenemos la plena seguridad y se lo hemos manifestado a ellos (PLI), la Alianza PLI va a representar los intereses de todos los nicaragüenses en el sentido que no van a buscar un pacto ni una componenda política, sino pensar en el país, pensar precisamente en reconstruir el país y llevar a Nicaragua a un desarrollo para lo cual es necesario arreglar algunas cosas entre nosotros los nicaragüenses, porque nadie de afuera va a venir a arreglar”, comentó Molina.
Cosep desde 2009 lo esperaba

El presidente del Cosep, José Adán Aguerri, apoyó y dijo esperar desde 2009 el diálogo entre el gobierno de Ortega y la oposición que venga a garantizar una estabilidad política en el país.

“Nicaragua necesita entrar a un proceso de diálogo que legitime de una vez por toda los 35 cargos que todavía están pendientes de nombramiento”, finalizó Aguerri.