•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Entre los resultados de la reunión de presidentes de Centroamérica, realizada en Antigua, Guatemala, se acordó una nueva reunión para discutir sobre la reorientación del combate al narcotráfico y se plantearon algunas propuestas para el próximo encuentro que se realizará antes de la Cumbre de las Américas, entre las que se encuentran la despenalización de la droga y exigir compensaciones económicas a países consumidores por los cargamentos de droga incautados.

Algunas de las propuestas que se aprobaron para discutir en la siguiente reunión son: despenalizar la droga en determinados supuestos; crear una corte regional, encargada de procesar los casos relacionados con el narcotráfico; exigir a los países consumidores de las drogas, principalmente a Estados Unidos, el pago de compensaciones económicas a la región por cada cargamento de drogas que sea incautado a los narcotraficantes en territorio centroamericano; y por la destrucción de los cultivos de amapola y marihuana.

La mayoría de las propuestas fueron planteadas por Guatemala y “para su discusión”, fueron aceptadas por el resto de naciones centroamericanas.

Próxima reunión en Honduras

El presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, dijo el sábado pasado al finalizar el encuentro, que el principal acuerdo fue “darle seguimiento a esta reunión” por medio de una Cumbre de mandatarios del Sistema de Integración Centroamericana, SICA, que se celebrará en los próximos días en Honduras, que tiene la presidencia pro tempore de ese organismo.

Detalló que la nueva convocatoria la hará Porfirio Lobo, Presidente de Honduras, y en el encuentro esperan afinar una posición regional unificada sobre el combate al narcotráfico, para llevarla a la Cumbre de las América, que se realizará el 14 y 15 de abril en Cartagena de Indias, Colombia.

Dos propuestas para despenalización

En cuanto a la despenalización de la droga se plantearon dos propuestas: una que implica solo la descriminalización al tránsito de la droga por la zona, y la otra que incluya la producción, tránsito, comercio y consumo de estupefacientes por la región.

Sobre la corte penal el presidente guatemalteco detalló que sería con “jurisdicción regional” y de carácter “temporal”, mientras dure la lucha contra el narcotráfico, se circunscribirá a conocer todos los casos relacionados con delitos derivados del narcotráfico y conexos.

Por otra parte, la propuesta de “cobrar” una compensación económica a los países consumidores de las drogas, que también fue abiertamente apoyada por Costa Rica, tiene como objetivo dotar de recursos financieros a Centroamérica para “endurecer la lucha contra la incautación de drogas”.

En el encuentro participaron, además del mandatario anfitrión, los presidentes Laura Chinchilla, de Costa Rica, y Ricardo Martinelli, de Panamá. En representación de Porfirio Lobo, Presidente de Honduras, participó el vicepresidente Samuel Reyes; por El Salvador el ministro de Justicia y Seguridad, David Munguía, y por Nicaragua el vicecanciller Manuel Coronel Kautz.

Brownfield discutirá iniciativas anticrimen

El subsecretario de Estado adjunto de Estados Unidos para la lucha  antinarcóticos, William Brownfield, se encuentra en Honduras hasta el martes y luego saldrá a Guatemala en donde permanecerá hasta el miércoles. En ambos países se reunirá con funcionarios de alto rango del gobierno y representantes de la sociedad civil, para discutir iniciativas encaminadas al combate del narcotráfico, así como reforzar la seguridad ciudadana.

Brownfield aprovechará su viaje para visitar varios proyectos de prevención criminal financiados a través de la llamada Iniciativa de Seguridad Regional en Centroamérica, Carsi por sus siglas en inglés.

EU mantiene su rechazo

Mientras Centroamérica dialoga la propuesta de despenalización de la droga, Estados Unidos ha expresado su rechazo a esta medida, aunque se mostró abierto a la discusión del tema.

De acuerdo con el Departamento de Estado en Guatemala, el diplomático destacará los esfuerzos bilaterales para combatir la criminalidad y la violencia, y visitará comunidades que han respaldado las alianzas entre la Policía y la población civil y en Honduras visitará el posible futuro sitio de un programa para fortalecer las relaciones entre la Policía y las comunidades locales y del “Programa de Prisión Modelo”, propuesto por EU, para mejorar las condiciones en las cárceles.