• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Con el voto razonado de los diputados de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, y del legislador Jaime Morales Carazo, los diputados del Frente Sandinista miembros de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, dictaminaron favorablemente la reforma a la Ley Orgánica del Banco Central de Nicaragua, BCN, mediante la cual se eliminan las firmas del presidente y gerente general de esta entidad de los billetes que se emitan en el futuro.

La iniciativa, -convertida ahora en proyecto de ley-, fue presentada hace dos semanas por el Ejecutivo con trámite de urgencia, sin embargo, la Junta Directiva del Parlamento decidió enviarla a comisión para consulta, trámite que se limitó a una discusión interna entre los miembros de la Comisión Económica. La reforma será aprobada después de las vacaciones de Semana Santa.

La reforma va encaminada a modificar los artículos 15 y 42, de la actual Ley Orgánica del BCN, el primero para incluir al Viceministro de Hacienda y Crédito Público en calidad de suplente del titular de esta cartera, ante el Consejo Directivo del Banco Central; y el segundo, para eliminar las firmas del presidente y del gerente general del BCN en los futuros billetes que emita en el futuro la entidad financiera.

El presidente de la Comisión Económica del Legislativo, Wálmaro Gutiérrez, dijo que la medida es para devolver, según él, al Consejo Directivo del Banco Central, la facultad constitucional de decidir sobre el contenido y las características que deben llevar los billetes, incluyendo las firmas del o los funcionarios que consideren a bien algo que, sin embargo, ya está en el mismo artículo 42 aún sin reformar.

Lo que dice la oposición
Los diputados de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, firmaron el dictamen pero de manera razonada, dejando clara su posición en el sentido de que la ley debe contemplar que los billetes deben llevar las firmas del Presidente del Banco Central e incluso, del Ministro de Hacienda y Crédito Público quien, además, es miembro propietario del Consejo Directivo del Banco Central.

El diputado de la BDN, Carlos Langrand, miembro de la Comisión Económica, considera “negativo” hacer cambios en una ley recientemente aprobada (en 2011) sobre todo cuando se refiere a una entidad tan delicada como es el Banco Central y, más aún, cuando la razón de ser de la nueva ley era dar más independencia a la entidad financiera.

Para Langrand, el único objetivo de la reforma propuesta por el Ejecutivo es evitar que los futuros billetes lleven la firma de alguien que podría, eventualmente, cuestionar las decisiones del Presidente de la República en materia monetaria. El legislador considera que esta fue la razón por la que “renunciaron” al anterior presidente del BCN, Antenor Rosales Bolaños.