•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, rechazó la denuncia de su homólogo guatemalteco, Otto Pérez Molina, de que Estados Unidos boicoteó la Cumbre donde se discutió su propuesta de despenalización de las drogas el pasado 24 de marzo en Guatemala.

Pérez Molina ha afirmado que Funes y los presidentes de Honduras y Nicaragua, Porfirio Lobo y Daniel Ortega, respectivamente, no asistieron a esa reunión porque Estados Unidos les pidió que la “boicotearan” y que para ello “utilizó” al mandatario salvadoreño.

“Esta es una mentira”, aseveró Funes en una entrevista con la Telecorporación Salvadoreña.

Explicó que él y los otros dos presidentes no asistieron porque percibieron que Guatemala cambió la agenda para que se asumiera la despenalización de las drogas como propuesta de Centroamérica para la próxima Cumbre de las Américas, que tendrá lugar en abril próximo en Cartagena, Colombia.

Según el presidente de Guatemala, Estados Unidos “boicoteó” la Cumbre precisamente por ese temor a que Centroamérica adoptara su propuesta, la cual, dijo, él no pretende imponer.

“Estados Unidos no le ha pedido al presidente de El Salvador ni a ningún otro presidente de Centroamérica que no asistiera a la Cumbre; esa es una decisión que nos correspondió a cada presidente”, enfatizó Funes.

Al encuentro solo asistieron los presidentes de Costa Rica y Panamá, Laura Chinchilla y Ricardo Martinelli, respectivamente.

El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá y Estados Unidos rechazan la iniciativa de Pérez Molina, aunque dicen estar dispuestos a discutirla.

En Guatemala se acordó seguir discutiendo la reorientación del combate al narcotráfico con base a estas propuestas: despenalización solo del tránsito de drogas, despenalización también de la producción, comercio y consumo, creación de una corte penal para casos de narcotráfico y exigencia a los países consumidores de pagar compensaciones por decomisos o destrucción de estupefacientes.

Funes insistió en que “la reunión no fue boicoteada” y consideró que Pérez Molina “no tiene la información precisa para hacer semejante afirmación”.

El acuerdo que los gobernantes centroamericanos adoptaron en una reunión con el vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, el seis de marzo en Tegucigalpa, “es que íbamos a escuchar la propuesta (de Pérez Molina), no la íbamos a asumir como propuesta regional”, recordó Funes.

Pero, señaló, antes de la Cumbre de Guatemala “la agenda se diseña con el propósito de que se asuma como posición regional el tema de la despenalización para llevarla a la Cumbre de Cartagena”.

“Así lo percibí yo, así lo percibió Porfirio Lobo y así lo percibió Daniel Ortega; por eso es que los tres decidimos no ir”, sino enviar “equipos de trabajo”, puntualizó Funes.

Pérez Molina sostuvo este jueves que nunca ha “pretendido unificar a Centroamérica alrededor de la despenalización”.

“Es ridículo decir que yo les voy a imponer algo a ellos (los mandatarios de la región), si ellos son presidentes y fueron electos por su país, ellos son soberanos”, indicó el presidente guatemalteco.

Insistió en que su propuesta es dialogar y debatir sobre nuevas rutas para “lograr una eficaz lucha contra el narcotráfico”, que en los últimos años ha dejado miles de muertos en la región.

Funes negó que, como dijo Pérez Molina, Estados Unidos le haya utilizado a él para “boicotear” la reunión de Guatemala.

“A mí nadie me ha hablado de Estados Unidos para pedirme que no fuera y convenciera también a Lobo y a Ortega”, sostuvo Funes.

Se preguntó “qué capacidad” tiene él “de convencer” a esos dos gobernantes “de que no asistan a una reunión, y sobre todo al presidente Ortega”, quien “ha tenido fuertes contradicciones públicas” con Estados Unidos, recordó.

La Cumbre “se hubiera boicoteado si sacamos el tema (de la despenalización) de la agenda”, pero no por la ausencia de los tres presidentes, argumentó.

Funes dijo que espera una nueva convocatoria de Lobo a los mandatarios de la región en su condición de presidente pro témpore del Sistema de la Integración Centroamericana, antes de la Cumbre de las Américas.

Además, afirmó que no se debe “prestar a suspicacias” su reunión de ayer en San Salvador con Ortega y Lobo, porque es “para discutir un tema diferente”, el desarrollo del Golfo de Fonseca, que sus países comparten en el Pacífico.

Ortega anunció este encuentro el pasado día 21 en Managua tras reunirse con el canciller salvadoreño, Hugo Martínez.