•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

El Partido Liberal Constitucionalista, PLC, gastó 47 millones 593 mil 964 córdobas, según cifras oficiales detalladas por la Contraloría General de la República, CGR, en una auditoria concluida en diciembre de 2011. Una de las firmas libradoras de este partido señala que fueron cinco los ejes en los que el PLC gastó mayoritariamente esos recursos solicitados al Consejo Supremo Electoral; sin embargo, muchos de sus disidentes todavía se preguntan adónde fue a parar el dinero presupuestado para el 6 de noviembre, día en el que muchos de los fiscales del partido se retiraron de las JRV a falta de víveres y de presupuesto

Según Carlos Noguera Pastora, entonces tesorero del PLC, el CSE desembolsó al partido 18 millones de córdobas, luego de lograr el 5.91% de los votos en las elecciones del 6 de noviembre, que llevó a este partido y a Arnoldo Alemán al peor fracaso que haya vivido en su historia, no obstante, el PLC solicitaba en sus gastos totales un poco más de 47 millones de córdobas.

El gasto masivo del PLC inició con la Alborada Liberal del 10 de julio de 2011, que congregó al menos a 20 mil simpatizantes, según cifras de los organizadores del evento partidario, continuando con la apertura de campaña en el municipio de Mantiguas, el 21 de agosto, donde Alemán quiso revivir el éxito alcanzado por su partido en 1996 y en 2001.   

Le siguió el cierre de campaña en Managua el 29 de octubre, y el gasto masivo concluyó  el propio día de las elecciones cuando, según los disidentes liberales, los líderes y fiscales de este partido no recibieron el avituallamiento necesario para defender el voto “rojo liberal”.

Gastos cuantiosos
En la “gran alborada” del 10 de julio, en el marco del 118 Aniversario de la Revolución Liberal, cuando aún no se daba el banderazo oficial para que los partidos comenzaran con su campaña oficial, el PLC gastó 70 mil dólares (1 millón 610 mil córdobas) ante una asistencia moderada de simpatizantes liberales en las inmediaciones del 3-80, sede nacional del partido en Managua.

En la apertura de campaña en Matiguás, donde Alemán quería reeditar su éxito de 1996, con dos tarimas lo suficientemente grandes para un acto de gran magnitud y donde un helicóptero sobrevoló su manifestación para hacer imágenes aéreas al estilo del partido de gobierno, el PLC gastó 150 mil dólares, equivalentes a 3 millones 450 mil  córdobas.

Desde Matiguás, el helicóptero que contrató el PLC sobrevoló una hora el escenario “rojo sin mancha”, en el campo de béisbol, sin embargo, a esa hora de vuelo se le suman  30 minutos de trayecto de Managua hacia ese municipio del departamento de Matagalpa, costándole así a este partido 2,000 dólares por las dos horas que voló el helicóptero.

En el cierre de campaña, en la ciudad de Managua, el PLC que aún lidera el expresidente Arnoldo Alemán, gastó la misma cantidad ocupada en la apertura de campaña, según su extesorero Carlos Noguera Pastora.

El  “Día D”, es decir, el 6 de noviembre, fecha de los comicios, el PLC designó alrededor de 340 mil dólares (7 millones 820 mil córdobas)  para el pago de 12 mil fiscales propietarios que defenderían y vigilarían el voto para este partido, pero de esta situación hubo denuncias, porque supuestamente varios fiscales no recibieron ese dinero en diversos municipios del país.

En elecciones pasadas, según el grupo de disidentes del PLC, encabezado por José Pallais, Leonel Teller y el mismo Carlos Noguera, este partido invertía en el “Día D”, un millón 200 mil dólares, pero las elecciones del 6 de noviembre de 2011 fueron la excepción, puesto que el partido no gastó ni la mitad de lo que comúnmente designaba de su presupuesto.

Otro punto en el que el PLC argumenta que invirtió mucho dinero es en lo referido a la publicidad y propaganda en radio, televisión, medios impresos, perifoneo, afiches, gorras y camisetas. Según el dato específico de la Contraloría General de la República, CGR, el Partido Liberal gastó 21 millones 811 mil 383 córdobas, en publicidad.

Gastos cuestionados
El informe detallado de la CGR señala que el PLC solicitó el reembolso de 47 millones por los gastos en que incurrió en la campaña electoral, pero de esa cantidad se le cuestionó 3 millones 881 mil 917 córdobas, es decir, que estos gastos no estaban debidamente soportados.

El extesorero Carlos Noguera Pastora, actual disidente de las directrices de Alemán, explicó que los 3.8 millones cuestionados corresponden a falta de factura en los departamentos del país, donde el partido autorizó desembolsos a los dirigentes departamentales y municipales para los gastos de la campaña.

¿Candidatos con la gran bolsa?
Uno de los allegados actuales al expresidente Arnoldo Alemán, de una forma moderada explicó que al final los candidatos terminan haciéndose ricos en las campañas electorales, y los partidos quedan empeñados, refiriéndose a la situación de endeudamiento del PLC, partido que debe medio millón de dólares a un banco nacional.  

El miembro del PLC, que prefirió el anonimato, señaló que en Nicaragua debería crearse una Ley de Partidos Políticos, que regule las donaciones que reciben los candidatos en las campañas electorales, pues hasta podrían recibir dinero de gente vinculada al narcotráfico.

A raíz de los señalamientos de los disidentes hay muchas dudas sobre la utilización verdadera de los fondos para la campaña electoral de 2011. En su momento, el exvocero del PLC, Leonel Teller, llamó depredadores de las arcas del PLC a Jamileth Bonilla,  a José Antonio Alvarado, y al dominicano Gilberto Valdez, quienes fungieron como estratega,  jefe, y asesor de campaña, respectivamente de este partido en las elecciones pasadas.

José Antonio Alvarado fue consultado por EL NUEVO DIARIO sobre la versión de los disidentes de su partido, y aseguró que él no se encargó de las finanzas, sino que solo fungió como coordinador de la campaña del PLC. Por tanto, responsabilizó al Tesorero y al Presidente del partido, quienes fungían como firmas libradoras oficiales, en este caso, a Jorge Castillo Quant y a Carlos Noguera Pastora, respectivamente.

El extesorero del PLC, Carlos Noguera, manifestó que todo lo que su partido gastó fue enviado en un informe a la Contraloría General de la República, y la carta que daba la autorización para que el CSE desembolsara alrededor de 18 millones de córdobas fue firmada por el mismo presidente de la Contraloría, Guillermo Argüello Poessy.

Noguera señaló que otro de los gastos de la campaña electoral de 2011 fue el pago de los autobuses que trasladaban a los simpatizantes a las manifestaciones, pero no detalló la cantidad y las veces que ocuparon este transporte. Lo que sí logró recordar, es que los autobuses cobraban por los viajes expresos entre 8 mil y 10 mil córdobas, dependiendo de la distancia adonde se iban a trasladar.

400 córdobas por fiscal propietario
Según María Haydeé Osuna, encargada de la Comisión de Defensa Electoral del PLC, el partido contó con 12 mil 900 fiscales propietarios en la misma cantidad de JRV del país el día de las elecciones, a los cuales se les dio una ayuda de 400 córdobas a cada uno, cantidad que hizo un total de 4 millones 800 mil córdobas.

Sin embargo, de esa cantidad hay un restante de 3 millones 020 mil córdobas

“A todos los fiscales nuestros se le daba esa ayuda, y nosotros tratamos de atenderlos lo mejor que se pudo, y estamos clarísimos de que ellos estuvieron en la defensa del voto y los tratamos muy bien”, dijo Osuna en referencia a las críticas de la disidencia de su partido.

Cómo se controlaba el dinero
Por su parte, Jamileth Bonilla defendió su posición alegando que ni ella ni el jefe de campaña, José Antonio Alvarado, tocaron un centavo del dinero de la campaña, y confirmó lo dicho por María Haydeé Osuna en torno a los 400 córdobas que se asignaron a cada fiscal propietario.

Además, según Bonilla, a diferencia de elecciones anteriores, en la del 6 de noviembre de 2011 no se le dio ningún estipendio a los fiscales suplentes, y sí se les aumentó a los propietarios.  Bonilla dijo que el encargado de manejar los fondos de campaña fue el tesorero del partido, es decir, Carlos Noguera Pastora.

Bonilla señaló desconocer los motivos por los que en algunos municipios y departamentos del país, los líderes locales se quejan de falta de apoyo financiero para el día de las elecciones.

Por otra parte, Bonilla recordó que en elecciones anteriores se utilizaba como mecanismo de rendición de cuentas interno para poder pagarle a un fiscal de Junta Receptora de Votos, JRV, la copia del acta de cierre que el fiscal debía presentar como prueba de que había realizado su trabajo.  Sin embargo, dijo no conocer qué mecanismo utilizó en esta ocasión María Haydeé Osuna para pagar el viático de 400 córdobas.

Además, Bonilla señaló que a algunos fiscales se les pagaba un poco más, en dependencia del lugar donde residen, “porque hay que recordar que en el campo las distancias son grandes y algunos fiscales tiene que gastar mucho más que otros en ir y volver de un lugar a otro”, explicó.

 

Los mayores gastos en los que incurrió

Actividad política del PLC    Cantidad de dinero utilizado en dólares    Cantidad de dinero utilizado en córdobas
Alborada liberal    $ 70,000    1, 610,000
Apertura de campaña en Matiguás     $150.000    3.450.000
Cierre de campaña     $150.000    3.450.000
Día “D” 6 de noviembre     $ 340.000    7,820.000
Publicidad y propagan en Radio y televisión, e impresos    $ 948.321    21,811,383