•  |
  •  |

El Arzobispo de la Arquidiócesis de Managua, monseñor Leopoldo José Brenes, dijo ayer que la Conferencia Episcopal de Nicaragua, CEN, en pleno, tendría que decidir su participación como “garantes” en una “diálogo nacional”, sin embargo, no les ha llegado ninguna solicitud, aunque reconoce la importancia de un encuentro a nivel nacional.

El viernes pasado, cuatro agrupaciones juveniles propusieron “que la Iglesia Católica sea garante en un diálogo nacional”, a la vez que cuestionaron la probabilidad de un diálogo bilateral entre el opositor Partido Liberal Independiente, PLI, y el partido de gobierno Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN.

Tienen que hacer la solicitud

Monseñor Brenes dijo que tendría que llegarles una solicitud de todas las partes, si realmente quisieran que la CEN sea mediadora en un encuentro de los sectores políticos, sociales y económicos.

“No es solamente que unos digan que nosotros seamos garantes, es necesario que todas las partes que se van a sentar a dialogar soliciten a la Conferencia Episcopal su participación, y ya después monseñor René (Sándigo) extenderá una invitación a los obispos, para discutir esto, y verá si los obispos aceptan o no ser garantes de ese diálogo”, explicó Brenes, delegándole al Obispo de Estelí, monseñor René Sándigo, la autorización para decidir sobre este tema, por ser el presidente de la CEN.

“Es importante el diálogo”
Aun así, el prelado manifestó que “para la buena marcha del país siempre es importante que se dialogue, aunque no existieran tantos problemas. “Siempre es importante que se dialogue, para poder escuchar las sugerencias de los diversos gremios”, agregó Brenes.

Públicamente no se ha conocido la existencia de un diálogo entre el partido de gobierno y el PLI. Sin embargo, el jefe de la bancada del FSLN en la Asamblea Nacional, Edwin Castro, ha insistido en decir que hay acercamientos con el PLI, y manifiesta que prueba de ello es la aprobación de leyes en consenso.

“El hecho de que se hayan aprobado tantas leyes en consenso (con el PLI), es señal de que ha habido diálogo”, dijo el viernes el diputado sandinista, en la Asamblea Nacional.

Por su parte, los miembros del PLI han negado las declaraciones de Castro. En particular, el diputado del PLI, Luis Callejas, ha manifestado que quienes no han querido “sentarse a dialogar” son los sandinistas, y afirmó que es “el señor (Daniel) Ortega quien no quiere saber nada diálogo”. Callejas confirmó ayer que el esperado diálogo solo podrá ser hasta después de Semana Santa.

Por otra parte, las organizaciones juveniles que cuestionan el diálogo bilateral y proponen uno nacional son el movimiento “Pedro Joaquín Chamorro”, Juvenil Nicaragüita, La Plataforma Nacional Juvenil y la Asociación Cívica por la Democracia, además de reclamar un encuentro abierto a todos los sectores del país.