•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un 61.4% de los encuestados aprueba el trabajo realizado hasta el momento por el presidente Daniel Ortega, frente a un 19.9% que no lo aprueba ni lo desaprueba, un 18.6% que no lo aprueba y un 0.1% que no opina.

Sin embargo, la tendencia cambia considerablemente en opinión de los “indignados”, “satisfechos” y “resignados”.

El 58.8% de los “indignados” desaprueba la gestión de Ortega, el 30.3% no la aprueba ni la desaprueba, y solo un 10.7% la aprueba.

Entre los “resignados”, un 21.2% la desaprueba, un 39.9% no la aprueba ni la desaprueba y 38.9% la aprueba.

Entre los “satisfechos”, un 87.1% aprueba la gestión del presidente Ortega, un 11.6% no la aprueba ni la desaprueba, y solo un 1.2% la desaprueba.

A los encuestados se les pidió que expresaran si el país ha avanzado, retrocedido o sigue igual, comparando la situación actual con la de hace cinco años. De todos los entrevistados, el 68.6% dijo que ha progresado, el 17.4% que está estancada, el 10.4% que ha retrocedido, y el 3.6% no opinó.

Para un 92.6% de los “satisfechos”, un 54% de los “resignados”, y solo un 17.9% de los “indignados”, la situación del país ha mejorado.

Desaprueban modelo del Socialismo Siglo XXI

Según los resultados de la encuesta de M&R Consultores, de los 1,600 ciudadanos consultados, mayores de 16 años, el 74.1% considera que el presidente Daniel Ortega ganó las elecciones nacionales de noviembre de 2011; el 22.2% cree que no, y un 3.8% no emitió una opinión al respecto.

De ese mismo universo, el 62% opina que Ortega ganó con el “resultado correcto”, mientras que un 33.1% cree que el resultado “es abultado”. Al respecto, el 4.9% de los encuestados prefirió no emitir opinión.

En esta situación electoral, M&R dividió al universo encuestado en tres categorías, de acuerdo con los resultados en torno al “Índice de Credibilidad de los Resultados Electorales”. Así, los denominados “indignados” corresponden al 25.8%, y son aquellos ciudadanos que opinan que Daniel Ortega “perdió las elecciones y el resultado fue abultado a su favor”; el segundo grupo es el de los “resignados”, y corresponde a los que opinan que Ortega “ganó la elección, pero abultaron el resultado a su favor”, y representan el 12.4%.

Finalmente está el segmento de los “satisfechos”, que representan el 61.8%, y son aquellos ciudadanos que consideran que Ortega ganó la elección y que el resultado de los comicios es el correcto, es decir, un poco más del 62%, según datos del Consejo Supremo Electoral, CSE.
Por otra parte, casi la mitad de los encuestados (48%) valora que “lo más importante para el país” es que “los gobernantes sean electos

en comicios limpios y transparentes”; mientras que el 17.9% considera que “lo más importante es que los gobernantes respondan a las necesidades de la población”, y el 31.9% cree que “ambas” cosas son importantes para Nicaragua.

Además, el 77.1% de los entrevistados aún cree que votar en elecciones “es el comportamiento adecuado para alcanzar los objetivos políticos”.

Respecto al modelo de gobierno que debería asumir el país, el 63.8% de los encuestados cree que “debe mantenerse al margen del Socialismo del Siglo XXI y continuar como estamos actualmente”; solo un 23.1% considera que debe “asumirse el modelo de Socialismo del Siglo XXI”, un 11.8% no opina y el 1.3% no respondió a
la pregunta.