•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La nueva embajadora de los Estados Unidos en Nicaragua, Phyllis Powers, podría estar en el país para finales de este mes, y según una fuente del gobierno estadounidense, la juramentación de la diplomática está prevista para finales de la próxima semana, en parte porque la Secretaria de Estado, Hillary Clinton, quien acostumbra dirigir las juramentaciones, participará en algunas actividades de la VI Cumbre de las Américas.

De acuerdo con diarios de la región, Clinton cerrará el Foro Social, que se realiza previo a la reunión de los mandatarios, junto a Juan Manuel Santos, Presidente de Colombia, país anfitrión del evento, y al presidente de Bolivia, Evo Morales.

La juramentación de Powers podría ser el viernes 20 de abril y días después viajaría a Nicaragua, en donde debe presentar sus credenciales.

Panamá se despide condecorándola
Mientras Powers es juramentada como embajadora de los Estados Unidos en Nicaragua está al frente de la Embajada en Panamá y los panameños están reconociendo la labor de su gestión en este puesto.

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, condecoró ayer a Powers con la orden Vasco Núñez de Balboa en el grado de Gran Cruz.

A través de un comunicado se informó que la condecoración fue en “agradecimiento por reforzar la relación comercial y bilateral entre Panamá y Estados Unidos”.

Medios panameños detallaron que el evento se desarrolló en el Salón Amarillo del Palacio de las Garzas.

Powers agradece
Por su parte Powers, agradeció el apoyo del gobierno panameño durante su gestión y resaltó que Panamá tiene todo el potencial comercial y económico para seguir consolidándose como una de las economías más importantes de América Latina.

El comunicado detalla que a la condecoración asistieron ministros de Estado y representantes de la Embajada de Estados Unidos en Panamá.

Powers, al igual que otros embajadores estadounidenses y Roberta Jacobson, Subsecretaria de Estado para América Latina, esperan su juramentación para asumir oficialmente sus puestos.