•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La reforma a los artículos 19 y 34 de la Ley 40, que obliga a los partidos políticos a presentar una misma cantidad de candidatas mujeres y varones a los cargos de alcaldes, vicealcaldes y concejales, en las elecciones municipales, ya fue notificada por medio de una correspondencia al Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y a la alianza PLI, según dijo ayer el vocero de ese partido Miguel Rosales Ortega y el representante legal del PLI, Indalecio Rodríguez.

La aplicación de dicha ley es de carácter obligatorio para todas las alianzas políticas, luego de su aprobación por mayoría de los diputados en la Asamblea Nacional el ocho de marzo del año en curso, reza la notificación hecha llegar a estos dos partidos políticos.

“Recibimos del CSE una correspondencia donde nos notifican la obligatoriedad de la implementación de la reforma a la Ley 40, que establece el 50 por ciento de las candidaturas de mujeres en los cargos de alcaldes, vice y concejales”, dijo Wilfredo Navarro, uno de los dos diputados del PLC en la Asamblea Nacional.

También a la alianza PLI
En tanto, la alianza PLI, a través de su representante legal, Indalecio Rodríguez, dijo que su partido también recibió la notificación que este martes le enviaron al PLC, pero señaló que este Poder del Estado lo primero que tuvo que haber hecho antes de enviar ese aviso, es realizar la convocatoria a las alianzas políticas para las elecciones municipales de noviembre.

PLC anuncia convención
Rosales Ortega anunció también que el PLC desde ya se prepara para la convocatoria, directa y personal de la convención liberal del 21 de abril.

“Hicimos la publicación en un medio de comunicación de la convocatoria a la convención, y hemos enviado una lista, reconfirmando los convencionales del partido para evitar lo que están diciendo de que aquí en el partido estamos sustituyendo convencionales”, dijo Wilfredo Navarro.

Navarro dijo que hay una comisión de su partido en los departamentos del país, que está exponiendo los alcances de la reingeniería y de la reforma a la Ley 40, Ley de Municipios.

Según Navarro, existe una actitud sumisa del PLI ante el FSLN para propiciar un diálogo que dé como resultado la elección de los 35 funcionarios públicos en los poderes del Estado.