• Miami, Florida, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • ACAN-EFE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitó ayer Florida por segunda vez en menos de una semana, para explicar la importancia de las relaciones comerciales con América Latina y anunciar varias medidas para favorecer que las Pyme de este país aumenten sus exportaciones a esa región.

“Millones de personas en Latinoamérica han abandonado la pobreza y pasado a la clase media, así que están en posición de empezar a comprar productos estadounidenses”, argumentó Obama en una breve escala en el puerto de Tampa (Florida), en su camino a Colombia donde participará en la VI Cumbre de las Américas.

“Ahora exportamos en el continente más que a ninguna otra región del mundo y estas exportaciones suponen cerca de cuatro millones de empleos estadounidenses”, destacó Obama sobre “una de las relaciones comerciales más activas del mundo”.

Nuevas metas en exportaciones
El mandatario quiere que esas exportaciones aumenten aún más y lo hagan también de la mano de las Pyme, por lo que la Casa Blanca anunció ayer la creación de la Red de Pequeñas Empresas de América (SBNA), que se encargará de promover el desarrollo de Pyme en este país y de favorecer sus negocios con América Latina.

Además, ampliará la red del millar de Centros de Desarrollo de Pequeños Negocios (SBDC) con que cuenta, principalmente en EU, y que el año pasado ayudó a crear unos 20,000 empleos en este país.

En México ya existen 104 centros de ese tipo, que prestan servicios a 32,000 empresas, mientras en El Salvador hay diez y se planea la apertura de cuatro más, para que haya uno por Estado (departamento).

Dos visitas consecutivas
Esta es la segunda visita de Obama a Florida en menos de una semana y la tercera en dos meses. Además, la semana próxima Michelle Obama vendrá también para participar en un acto de homenaje a familiares de militares.

A nadie se le escapa que Florida, con más del 20 por ciento de su población hispana, es un Estado clave de cara a las elecciones presidenciales que tendrán lugar el próximo noviembre en EU, en las que Obama buscará su reelección.

Además, el presidente ha elegido precisamente Tampa, donde casi uno de cada cuatro habitantes son hispanos y donde dentro de cuatro meses tendrá lugar la Convención Nacional Republicana, en la que se elegirá al candidato con el que Obama deberá batirse en los comicios presidenciales.

Tras los 29 votos
En Florida están en juego 29 votos del Colegio Electoral, del total de 270 que se requieren para ganar las elecciones.

Aunque desde su Gabinete se ha negado que lo de ayer fuera un acto de campaña, lo cierto es que fue una visita breve, en la que Obama hizo un pequeño recorrido por el puerto de Tampa, el mayor del Estado y uno de los nodos principales del comercio marítimo estadounidense.

“Nuestras exportaciones al hemisferio occidental ya han aumentado un 46 por ciento desde 2009, y eso es desde luego algo muy importante para Tampa”, celebró Obama en su intervención ante empleados del puerto, “uno de los mayores del país”.

Como ejemplo, dijo que cada año más de 2.5 millones de toneladas de fertilizantes salen de Tampa para llegar a agricultores del Caribe y Latinoamérica.

Las críticas
Las críticas desde el frente republicano, especialmente de Florida, no se hicieron esperar, entre ellas la del exgobernador de este Estado, Jeb Bush, que defendió que “la reciente decisión de Obama de centrarse en el comercio, un elemento vital en la economía estatal, llega tres años tarde”, los que lleva en el gobierno.

En ese sentido, acusó a Obama de haber retrasado la aprobación de los Tratados de Libre Comercio (TLC) con Colombia y Panamá, que “habrían creado miles de puestos de trabajo” solo
en Florida.