•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un hombre de brillante chispa, extrovertido y jovial, pero no parrandero. Así recuerda el expresidente Enrique Bolaños al fallecido doctor Fernando Zelaya Rojas, quien fungió como su asesor en los últimos años de su vida política. “También era jurídicamente brillante, y muchos abogados y juristas que probablemente no llegaban a tanto brillo le llamaban “El Diablo” porque salía con unas soluciones genuinas e interesantes”, manifestó ayer el exmandatario.

Zelaya Rojas falleció el 17 de abril y fue enterrado en Granada luego de una solemne Eucaristía celebrada en la Capilla de Las Ánimas del Cementerio General de Granada, un sitio con alto valor sentimental para la familia Zelaya-Guerra. “Mi padre tenía dos patrias: Nicaragua y París. Es por eso que hoy estamos aquí, en esta Capilla de Las Ánimas, una réplica de la Iglesia de La Magdalena de París; de pequeña él siempre me traía aquí y yo soñaba con ver París, luego hizo realidad ese sueño para mí”, expresó emocionada su hija, Carmen Zelaya Guerra.

Las tres pasiones
El doctor tenía tres pasiones: su familia, la política y el tango. “Ocupó múltiples cargos en este país, pero sin duda el mejor cargo que desempeñó fue el de esposo, padre y abuelo. También fue un verdadero amigo”.

Zelaya Rojas fue magistrado de la Corte Suprema de Justicia, miembro de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, embajador y asesor de la Presidencia en tiempos de Bolaños.

El doctor Emilio Álvarez Montalván lo recordó en su faceta como funcionario público, aunque tuvieron algunas discrepancias, “pero aún así lo admiré por su talento y habilidad como un operador político. Fue un destacado jurista y un estudioso del derecho, pero sobre todo fue un gran amigo”, acotó.

Excelente orador
El conservador Alberto Saborío recuerda que conoció a Zelaya Rojas en España. “Estudiaba diplomacia en España, él ya llegó graduado y yo estaba empezando mi carrera. Cuando regresé lo encontré adscrito al Partido Conservador y como una de las figuras sobresalientes del partido. Fue electo secretario general del partido en tiempos de Agüero, fue durante muchísimo tiempo el brazo derecho de Agüero”, recordó.

“Era un excelente orador, tenía una gran elocuencia y era un hombre abierto. Recorrió su carrera de diputado y también fue muy amigo de Pedro Joaquín Chamorro, un aliado y estaban emparentados, el papá de Pedro Joaquín era Chamorro Zelaya”, agregó.
Comentó que la diplomacia no la ejerció en tiempos de Somoza porque “no había espacio para él”.

El conservador José Joaquín Cuadra comentó que la diplomacia la estudió “de muchacho” y que “esa fue la carrera que él escogió”.

Lo recuerda como “muy inteligente, de mucho talento”. “Estuvo en el Partido Conservador en primera línea, luego cuando entró doña Violeta (Barrios de Chamorro), él era familiar de Pedro Joaquín y consiguió ser embajador en Inglaterra, siempre fue un hombre brillante, muy talentoso”, dijo.

CSJ envía condolencias
La Corte Suprema de Justicia, entidad en la que se desempeñó como magistrado de la Sala Constitucional y Sala de lo Contencioso Administrativo (1996-2003), envió sus condolencias a los familiares.