•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Para fortalecer la institucionalidad democrática del país se debe elegir funcionarios con principios de idoneidad ética, moral y profesional y no por criterios e interés partidario, es lo que propone el Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, en la campaña cívica que lanzó ayer denominada “La Nación demanda funcionarios electos conforme la Constitución”.

La campaña es la primera de 2012, y según el presidente del Cosep, José Adán Aguerri, señaló que los cargos vencidos hasta hoy representan una afectación no solo para la institucionalidad del país, sino también para el sector económico, por lo tanto, se debe proceder conforme a la Constitución Política, y hacer los nombramientos lo más pronto posible.

“Lo que hemos dicho es que ya hay una serie de candidatos que fueron aprobados en las comisiones de 2010, ahora se ha abierto un nuevo proceso el día de ayer (el martes) en la Asamblea Nacional, en realidad las personas que han mostrado interés son las mismas que ya están en esas listas”, manifestó el representante de la empresa privada.

Sector privado quiere un cargo en Contraloría
Aunque no es una prioridad máxima del sector privado, Aguerri considera una “posibilidad abierta” plantearle a la alianza PLI el apoyo para elegir un miembro del sector privado para ocupar un cargo como el de la Contraloría General de la República, CGR.

Buscarán consenso con partidos
“Pudiéramos nosotros ver a alguien que venga del sector privado, que tenga las características que esta campaña está presentando y que pudiera resultar, si es de consenso de la alianza PLI y del Frente Sandinista, que podamos ver a esta persona llegar a ese tipo de puestos”, dijo Aguerri.

Actualmente existen 23 funcionarios con periodos vencidos que se suman a los 25 que están pendientes de ser aprobados por la Asamblea Nacional. “Existe la posibilidad de que puedan aparecer nuevos nombres y estamos dando seguimiento a ese tema”, señaló.

El líder de la cúpula empresarial insistió en la necesidad de que en las próximas elecciones haya observación electoral nacional para asegurar “reforzamiento y darle a los votantes nuevamente confianza en el sistema electoral”.