•   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

 No hay posibilidades de unidad entre el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, y el Partido Liberal Independiente, PLI, en este departamento, ya que solo buscan la unidad para los comicios y la conveniencia del doctor Arnoldo Alemán, según  lo aseguró Joaquín Solórzano, miembro del PLI y actual concejal de esa organización política, quien enfatizó en que no hay ningún acercamiento entre ambas agrupaciones liberales.

“Hay partidos pequeños que quieren realizar negociaciones, pero los partidos que en algún momento fueron fuertes, es difícil que alcancen esa unidad que se desea, ya que sabemos que los PLC han estado reuniéndose entre ellos para tratar el tema, pero al final no se logra nada, porque primero debe existir una voluntad muy definida”, dijo Solórzano.

Agregó que  “hay intereses del Partido Liberal Constitucionalista de fortalecerse como partido, pero lógicamente que siempre quedaría en manos del doctor Alemán, y sabemos que el doctor Alemán tienes sus propios intereses bien definidos”.

Solórzano señaló que Alemán regresaría a la misma estrategia que ha mantenido durante los últimos años, que es negociar a favor del FSLN, “y eso es lo que ha causado en gran medida la problemática que atraviesa el Partido Liberal”, aseguró.

Expresó que en Matagalpa no hay ningún acercamiento entre las dos organizaciones políticas,  aunque señaló que hay un grupo de ciudadanos que quieren acercarse, pero con fines electoreros.

“Eso no abona en nada, ya que es algo temporal, y lo que lo que se anda buscando es que el liberalismo se una de una vez por todas, pero no por cuestiones temporales, porque eso no tiene ninguna repercusión política”, señaló.

Respecto a las elecciones municipales, Solórzano dijo que los liberales independientes están animados a luchar y a defender el derecho de los nicaragüenses, pero señaló que “hay muchas cosas que definir”, como  las reglas del juego y  las estructuras del Consejo Supremo  Electoral las que, dijo, “tienen que reestructurarse para que (los magistrados) sean verdaderos jueces que sirvan para contar los votos”.