•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La primera comparecencia pública de la Embajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Phyllis Powers, sorprendió a muchos de los empresarios y asistentes al evento organizado por la Cámara de Comercio Americana Nicaragüense, Amcham, al decir que ve “muy
difícil” la aprobación de las dispensas o “waivers” por la falta de transparencia fiscal, el no resolver “invasiones de propiedades de ciudadanos estadounidenses” y las irregularidades en el proceso electoral de noviembre de 2011.

Álvaro Baltodano, delegado presidencial para las inversiones nicaragüenses, señaló que Powers fue “franca” y “transparente” en sus palabras. “Tocó todos los puntos que tenía que tocar como embajadora de Estados Unidos. Simple y sencillamente lo que nos toca a los nicaragüenses es trabajar y fomentar la relación con los Estados Unidos, lo estamos haciendo”, dijo.

Aseguró que no conoce de invasiones a propiedades de personas de origen estadounidense, y recordó que esas “preocupaciones” encuentran los canales correspondientes, como las vías judiciales.

Empresarios preocupados
El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, José Adán Aguerri, dijo sentirse preocupado de que Nicaragua se vea afectada con la no aprobación de los “waivers”.

“Nos ha costado mucho llevar al país al nivel donde en este momento está, a las tasas de crecimiento económico, a los niveles de sostenibilidad que le estamos dando a esa tendencia económica”, señaló Aguerri.

Añadió que lo que dijo la embajadora Powers es que es una “situación difícil”, pero no descartó la aprobación de las dispensas. “Faltan dos meses para que se presente el resultado final de los avances que haga en ese aspecto la Procuraduría para darle respuesta a los ciudadanos norteamericanos”, sostuvo.

Orientaciones claras
En tanto, el excanciller Francisco Aguirre Sacasa se sorprendió al ver el “estilo” de Powers como embajadora, y que tocó “de manera muy franca” el tema de los “waivers”.

“Lo que dijo es que estas cosas se van a abordar desde el punto de vista técnico, pero también tomando en cuenta intereses que van más allá de los temas directamente vinculados con esto”, afirmó Aguirre, y agregó que “ya estamos advertidos”.

Se sorprendió, además, que la mitad del discurso de Powers fuera dirigido al tema de la democracia, transparencia y estado de derecho.
“Ella vino acá para hablarnos a los nicaragüense con una franqueza muy grande, pero también lo que está haciendo es diciéndonos que trae un mandato de Washington”, señaló Aguirre.

Por su parte, el magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Rafael Solís, manifestó que las observaciones de Powers sobre la transparencia, invasiones de propiedades y la cuestión electoral, “no se ajustan estrictamente a la realidad de Nicaragua y a los avances que se han hecho en esos tres puntos”.

Powers, además, señaló que no ve mejoría en las condiciones para el proceso electoral de este año.

“Hay una reforma a la Ley Electoral que ya se está discutiendo, y por eso creo que no fue tal vez muy atinada su observación. Esa reforma electoral mejora las condiciones electorales, la situación, la Ley Electoral y la práctica misma electoral”, consideró el magistrado Solís.

Recordó que cuando fue embajador era “más prudente” y reunía información antes de hablar de este tipo de temas. “Invasiones de tierra no hay en este país, si hemos parado totalmente las invasiones, habrá que ver qué dice el gobierno en este caso”, finalizó.