•  |
  •  |

La Real Academia de la Lengua Española define “recomendar” como “aconsejar algo a alguien para bien suyo”, quizás es por eso que diferentes sectores pidieron y siguen pidiendo que se tomen en cuenta los informes finales que contienen las “recomendaciones” hechas por la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea, MOE-UE, y la Misión de Acompañamiento Electoral de la Organización de Estados Americanos, MAE-OEA, después de los comicios presidenciales del 6 de noviembre de 2011.

Ambas misiones recomendaron una reforma “integral” a la Ley Electoral, y aunque el 23 de abril el presidente Daniel Ortega anunció que se reformaría la Ley 331, algunos de los sectores que fueron consultados por la Comisión Especial de la Asamblea Nacional, señalaron que era una reforma “cosmética”, o que “no rasca duro, no rasca bien y no rasca donde pica”.

La propuesta del Ejecutivo tomó en cuenta únicamente tres de las 24 recomendaciones del informe de la MOE-UE, que ha sido uno de los factores que diferentes gobiernos europeos asumieron para anunciar el recorte o retiro de su cooperación.

La esperanza diplomática
Algunos de los diplomáticos en Nicaragua se muestran optimistas al señalar que aún hay tiempo para incorporar más recomendaciones y mejorar el Sistema Electoral nicaragüense, otros advierten lo que podría ocurrir, y están los que no ven que se estén mejorando las condiciones para el próximo proceso electoral que vivirán los nicaragüenses a finales de este año.  

Entre los optimistas se encuentra el embajador Javier Sandomingo Núñez, Jefe de la Delegación de la Unión Europea para Centroamérica y Panamá, quien reconoce que las recomendaciones de la MOE “evidentemente van más allá” y que aunque “no son la Biblia”,  el proceso de reformas está iniciando y aún se pueden incorporar otras de las 24 recomendaciones que presentó la misión en su informe final.

“No hay que descartar, sobre todo nosotros que somos gente optimista por naturaleza, que a medida que el proceso de diálogo avance, a medida que el proceso de tramitación parlamentaria avance, la reforma puede eventualmente ir incluyendo más de las recomendaciones, no solo de la misión de la UE, sino también de la misión de la OEA”, expresó Sandomingo.

Agregó que como el proyecto de reforma acaba de empezar lo que hay es una propuesta de gobierno, consultas con fuerzas políticas y algunos sectores de la sociedad civil.

“Esto es un proceso que se ha abierto, las posiciones de partida de las partes son conocidas, el gobierno ha hecho una propuesta, lógicamente esa es su propuesta, vamos a ver cuál es el resultado final”, sostuvo el Embajador de la UE.

No obstante, el dictamen de Ley de Reformas a la Ley Electoral ya fue presentado por la Comisión Especial ante la Primera Secretaría del Parlamento, y prácticamente mantiene los mismos términos de la propuesta presidencial.
Cuestión de actitud
Sandomingo recordó que las recomendaciones de la MOE no solo hacen referencia a la reforma de la Ley Electoral, sino a otros aspectos. “Me parece que las recomendaciones de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea sugieren reformas legales, pero también sugieren cambios en la actitud, en el comportamiento y en el funcionamiento de las instituciones, sin necesidad de que haya cambios legales. Hay las dos direcciones”, detalló.

De hecho, el jefe de la MOE-UE, el eurodiputado español Luis Yáñez, en una entrevista ofrecida a El Nuevo Diario luego de la presentación del informe, recalcó que era necesario un cambio en los magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE.

“Yo no digo que sin cambio en el Consejo no se pueden hacer otras cosas, claro que se pueden hacer tareas legislativas, cambios de normas sin tocar al CSE, pero es muy difícil que haya un cambio profundo del sistema sin cambiar el CSE”, afirmó Yáñez en aquel momento.

Cambio de enfoque
Entre los que advierten consecuencia se encuentra el Embajador de Francia en Nicaragua, Antoine Joly, quien consideró que ya había dado suficientes declaraciones al respecto.

En el tema del cambio en el CSE, el diplomático francés dijo en marzo: “Esperamos que se hagan cambios sobre el Consejo Supremo Electoral y sus miembros, y también sobre otros problemas mencionados en el informe (de la MOE-UE)”.

En ese mismo período, al hablar de cooperación que Francia da a Nicaragua y cómo esta se podría ver afectada de no tomarse en cuenta las recomendaciones de la MOE-UE, Joly indicó que esperan la respuesta del gobierno de Nicaragua, y comentó que de no obtener una respuesta cambiarían la cooperación.

“No creo que vayamos a terminar de apoyar, pero se puede cambiar la forma”, sostuvo, refiriéndose a apoyar por una vía no gubernamental.

“Igual la Unión Europea puede pensar que será mejor hacer una cooperación diferente si las respuestas no son las que esperamos. Creemos que están trabajando sobre eso”, comentó Joly a la prensa nacional.

En una entrevista que el Embajador de Francia dio a El Nuevo Diario, y que se publicó el 29 de abril de 2012, Joly recomendó que “un Poder Electoral debe ser imparcial”.

No ven mejoría

En el caso de la Embajadora de Estados Unidos, Phyllis Powers, durante su primera comparecencia pública, en un evento con los empresarios del país, dio a entender que en el tema electoral no ve mejoría.

Powers hizo referencia a las afectaciones que por los problemas electorales se podrían tener en el caso de las dispensas o waivers que Estados Unidos otorga a Nicaragua, que le permiten mantener el apoyo bilateral a como lo conocemos y tener acceso a préstamos de instituciones financieras internacionales.

“Al respecto, debo ser honesta con ustedes: la persistente falta de transparencia fiscal; la incapacidad del gobierno de Nicaragua de tomar acciones concretas para resolver las nuevas invasiones de propiedades de ciudadanos estadounidenses, y especialmente las graves irregularidades del proceso electoral del año pasado, y la ausencia de medidas que indiquen que se están mejorando las condiciones para las elecciones de este año, hacen que la decisión para el otorgamiento de las dispensas sea muy difícil”, expresó Powers.

Asimismo, hizo referencia al fortalecimiento de las instituciones. “Además de impulsar el crecimiento económico, un país debe siempre luchar para fortalecer la democracia, la transparencia y la seguridad ciudadana. Estas metas se pueden alcanzar mediante el fortalecimiento de las instituciones democráticas”, dijo.

“Siempre es bueno empezar algo”
La Embajadora de Alemania, Betina Kern, dijo que le complace que haya una intención de “reformar” la Ley, aunque sea en “algunos de los temas que menciona la MOE”. Sin embargo, Kern aclaró que no tiene detalles de la reforma, solo los conocidos a través de los medios de comunicación.

“En mi opinión, siempre es bueno empezar algo, pero en el caso de las elecciones, lo más importante sería reestablecer la confianza en el ciudadano nicaragüense”, manifestó la diplomática en entrevista con El Nuevo Diario.

El informe y los otros factores
El no tomar las recomendaciones de ambas misiones de la observación electoral para bien de los nicaragüenses ha causado, hasta ahora, el anuncio de recorte de ayuda internacional o la suspensión de las mismas.

El jefe de la MOE-UE señaló luego de dar el informe con 24 recomendaciones, que su misión es trabajar “en aras de la verdad democrática, por la mayor calidad de la democracia nicaragüense, sin tener en cuenta otros factores”.

“Es decir, yo hago el informe y son otros los que interpretan y toman las decisiones. A mí no me han preguntado, ni tienen por qué hacerlo; Finlandia si corta la cooperación por el informe que hemos hecho… tampoco Alemania”, argumentó Yáñez en febrero de este año.

Al ser consultado sobre las declaraciones del presidente Ortega, de que era “humillante” la ayuda que tiene condiciones, Yáñez comentó que “condiciones tiene que haber, la condición fundamental es que ayude a los pueblos, a su desarrollo, a su bienestar, a su prosperidad, no tanto que ayude a un gobierno que siempre son transitorios. Es normal que sea condicional, pero no es otro tipo de condiciones”.