•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La oposición nicaragüense cuestionó hoy los resultados de "la política económica neoliberal" del Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega, durante la presentación de un "balance financiero positivo" de 2011 que hizo en la Asamblea Nacional el titular del Banco Central, Alberto Guevara.

Guevara rindió este martes ante los diputados un informe sobre los resultados económicos del año pasado y destacó un crecimiento económico del 4,7 %, una inflación de 7,95 % y la capacidad de este país para honrar su deuda externa e interna.

También valoró como positivo una inversión extranjera directa histórica, que en 2011 alcanzó los 967,9 millones de dólares, y un crecimiento del 3,9 % en el empleo formal.

Sin embargo, el legislador opositor Enrique Sáenz, un sandinista disidente, dijo en el plenario que "alguien se está quedando con la tajada del león" en Nicaragua, puesto que a pesar del crecimiento económico registrado, un 77 % de la población trabaja en el sector informal y el salario real "se ha desplomado sistemáticamente".

Desde marzo pasado el salario mínimo promedio mensual en Nicaragua es de 143,7 dólares y desde el 1 de septiembre subirá a 152 dólares.

"¿Qué relación hay entre esas políticas económicas neoliberales y los resultados para la población trabajadora?", preguntó Sáenz a Guevara.

El titular del Banco Central de Nicaragua (BCN) admitió una "desaceleración" en el crecimiento del salario real, pero negó un "desplome".

Añadió que las "buenas señales" económicas son acompañadas por una "diversificación de mercados", reglas jurídicas claras, una "consolidación fiscal" y un "prudente manejo" de las reservas internacionales, que suman 1.856,7 millones de dólares, según cifras oficiales.

Además, subrayó, el gabinete económico trabaja para "blindar" el sistema financiero nicaragüense ante la crisis mundial.

No obstante, el diputado liberal opositor Carlos Langrand advirtió que el Ejecutivo no promueve un sistema sostenible de inversiones extranjeras directas e inquirió sobre "cuántas inversiones están vinculadas a los grupos de poder".

En ese sentido, señaló que el mercado venezolano, segundo destino de las exportaciones nicaragüenses, "no se fortalecerá con el tiempo".

"El reto" para Nicaragua, opinó, es crecer un 7 % anual y argumentó que la gobernabilidad y seguridad jurídica "son fundamentales" para atraer más inversiones y turistas.

"Si seguimos creciendo a una tasa del 4 %, el producto interno bruto per cápita real (en Nicaragua) será de 1.350 dólares en 30 años, un tercio de lo que tendrán los países centroamericanos y un quinto del latinoamericano", sostuvo.

Guevara reconoció que el crecimiento del 4 % no es satisfactorio y que los altos precios del petróleo y la crisis económica en los países desarrollados fuerzan a Nicaragua a dar "pincelazos" a sus proyecciones.

El Gobierno nicaragüense proyectó para 2012 un crecimiento económico de entre un 3,5 % a un 4 % y una inflación anual de entre 8 % y 9 %.