•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La Asamblea Nacional (Parlamento) de Nicaragua aprobó hoy una reforma a la Ley Electoral que triplica el número de concejales y obliga a los partidos políticos garantizar a las mujeres el 50 % de las candidaturas en las elecciones municipales.

La ley, de rango constitucional, fue aprobada con el voto favorable de 84 diputados, el rechazo de 4 y la abstención de 2, informó ante el pleno el titular del Congreso, el oficialista René Núñez.

La norma, enviada al Legislativo por el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, eleva de 2.178 a 6.534 el número de concejales en los 153 municipios del país.

También establece que los partidos políticos deberán presentar 50% de mujeres y 50 % de hombres en la lista de candidatos para alcaldes, vicealcaldes y concejales.

La ley, además, permite la reelección continua en todos esos cargos, define el proceso para acreditar a los fiscales de los partidos políticos en las mesas electorales e incorpora centros de votación con circunscripción fija, entre otros asuntos.

Los diputados opositores, que en su mayoría respaldaron la iniciativa en lo general, criticaron la reforma por no resolver los "puntos torales" (la falta de solución a denuncias de fraude) del sistema electoral nicaragüense.

"La ciudadanía declara que nuestras elecciones pierden transparencia y neutralidad", afirmó el diputado Luis Callejas, jefe del grupo parlamentario opositor Bancada Democrática Nicaragüense (BDN).

La oposición denunció como fraudulentas las elecciones municipales de 2008 y nacionales de 2011, ganadas por el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), que dirige Ortega.

Los adversarios del gobernante nicaragüense y algunos organismos no gubernamentales han exigido cambiar a los magistrados electorales para garantizar comicios transparentes.

"Esos árbitros han funcionado para contar los votos del FSLN, por lo tanto han perdido credibilidad. Si no cambian a ese Consejo Supremo Electoral, la suerte está echada", opinó el diputado liberal Wilfredo Navarro.

Los legisladores del FSLN, con una mayoría de 63 de los 92 escaños en el Parlamento nicaragüense, respaldaron la iniciativa de reforma a la Ley Electoral y evitaron responder a las críticas de los opositores.

Unos 3,3 millones de nicaragüenses están habilitados para elegir el próximo 4 de noviembre a 153 alcaldes y vicealcaldes, así como a sus concejales.