•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los miembros de las Comisiones de Asuntos Jurídicos y de la Mujer, Adolescencia, Niñez y Familia, respectivamente, acordaron ayer modificar el articulado del Código de la Familia, a fin de dejar claramente diferenciados los conceptos de “incapacidad jurídica”, y el de “discapacidad”, esto ante la demanda de los representantes de la Federación de Asociaciones de Personas Discapacitadas, Feconori, quienes consideraban excluyente esta terminología jurídica.

El presidente de Feconori, David López, expresó su desacuerdo y el de los agremiados a esa organización, pues consideran incorrecto equiparar el término “incapacidad jurídica” con el de “discapacidad”.

El rechazo es particularmente contra el artículo 21 --ya aprobado-- del Código de la Familia, el cual establece las “limitaciones en el ejercicio de la capacidad jurídica” y cita que “podrán realizar actos de mera administración, para la satisfacción de sus necesidades cotidianas de vida: c) los que por impedimento físico no puedan expresar su voluntad de modo inequívoco, sin que hayan sido declarados incapaces”.

Anuencia a modificar

Al respecto, López insistió que con esta disposición, cualquier discapacitado podría ser considerado automáticamente como “incapacitado jurídicamente”.

Sin embargo, la presidenta de la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Asamblea Nacional, Irma Dávila, aclaró que no es ese el espíritu de la ley y, por tanto, señaló la anuencia de los miembros de las dos comisiones a modificar el articulado que contenga este tipo de terminología, incluyendo el artículo 21, aunque ya haya sido aprobado.

Dávila recordó que existe diferencia entre la incapacidad jurídica y la discapacidad, pues la incapacidad jurídica la debe declarar un juez. No obstante, para evitar interpretaciones inadecuadas, Dávila dijo que modificarán el resto artículos que hagan referencia a la incapacidad jurídica y que, en el caso de la discapacidad, el Código de la Familia se remitirá a lo establecido en la Ley Especial que regula esta materia.

Tanto Dávila como el presidente de Feconori señalaron que darán seguimiento al cumplimiento de la modificación del articulado, de manera que no quede ni un resquicio de una posible discriminación de las personas con discapacidad.