•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua expone bondades del canal en Bruselas

El vicecanciller nicaragüense expresó que la construcción del Canal en Nicaragua “abre perspectivas para nuevos flujos de comercio internacional, sin que esto conlleve una afectación al tránsito a través del Canal de Panamá”

Nicaragua se propone contribuir al desarrollo del comercio mundial, y para ello presentó su proyecto del Canal Interoceánico, el cual, según el Vicecanciller de la República, Manuel Coronel Kautz, contribuirá a “servir” el paso de buques de 250,000 toneladas entre los océanos Atlántico y Pacífico.
Coronel Kautz hizo su exposición ante expertos europeos sobre transporte marítimo, ingeniería y construcciones portuarias, en el marco de un foro mundial sobre el futuro de los canales interoceánicos y el comercio mundial. El foro fue convocado por la Real Academia de Ciencias de Ultramar de Bélgica, según una nota de prensa emitida por la Embajada de Nicaragua en Bruselas.
Durante su ponencia, Coronel Kautz indicó que la construcción del Canal Interoceánico en territorio nicaragüense incluye una planta hidroeléctrica que generará 200 megavatios de potencia, para abastecer la infraestructura del Gran Canal y el sistema de energía del país. Además, prevén un sistema de irrigación con capacidad para 600,000 hectáreas.
“Algunos países han expresado su interés de encontrar la manera de reducir los elevados costos del transporte marítimo. Japón, por su falta de recursos naturales, depende de la importación de estos recursos que están disponibles en el Atlántico de América. China busca cómo intensificar su comercio internacional. EU necesita transportar la producción petrolera de Alaska hacia los centros de consumo de su Costa Este”, expresó el Vicecanciller nicaragüense durante su exposición.

Una capacidad para servir el paso de buques de 250,000 toneladas; una planta hidroeléctrica que genere 200 megavatios extra al sistema nacional de electrificación y una capacidad para irrigar 600,000 hectáreas de las planicies del Pacífico del país, son algunas de las bondades del Canal Interoceánico, según la exposición que hizo ayer el vicecanciller de Nicaragua, Manuel Coronel Kautz, en Bruselas.

Durante su ponencia ante los asistentes a la Conferencia Internacional “Canales Interoceánicos y el Comercio Marítimo Internacional: Pasado, Presente y Futuro”, convocada por la Academia Real de Ciencias Marítimas del Reino de Bélgica, Coronel Kautz señaló que “actualmente, el tránsito entre los dos océanos (Atlántico y Pacífico) se realiza a través del Canal de Panamá, que fue construido sobre las bases y consideraciones de fines del Siglo XIX y en la actualidad es insuficiente para el flujo de los pesados barcos cargueros que se esperan en las próximas décadas”.

Plazo a diez años

“Se espera que la construcción (del Canal en Nicaragua) se realice, una vez que las leyes y estudios necesarios estén aprobados, en 10 años: uno para los estudios de factibilidad, 6 (años) para que pase el primer navío y 3 (años) para la conclusión de las obras”, explicó Coronel en su exposición, quien además está considerado para presidir la junta directiva de la Autoridad del Gran Canal una vez que se apruebe la ley en la Asamblea Nacional.

Perspectivas comerciales a escala mundial

El vicecanciller nicaragüense expresó que la construcción del Canal en Nicaragua “abre perspectivas para nuevos flujos de comercio internacional, sin que esto conlleve una afectación al tránsito a través del Canal de Panamá”. Con esta explicación, Coronel Kautz aclaró que Nicaragua no pretende competir con Panamá sino, más bien, “complementar” el trabajo que actualmente realiza ese país.

“Algunos países han expresado su interés de encontrar la manera de reducir los elevados costos del transporte marítimo”, señaló Coronel Kautz en su intervención, para luego añadir que “Japón, por su falta de recursos naturales, depende de la importación de estos recursos que están disponibles en el Atlántico de América”.

“China busca cómo intensificar su comercio internacional. Los Estados Unidos de América necesitan transportar la producción petrolera de Alaska hacia los centros de consumo de su Costa Este. Brasil anualmente transporta millones de toneladas de broza de hierro hacia Japón”, enumeró el diplomático nicaragüense al justificar la necesidad de la construcción de la obra canalera.

Bases del megaproyecto

Durante su exposición, Coronel expresó que el megaproyecto está basado en tres grandes principios como son: el interés social, la preservación del medio ambiente y la necesidad de agua y su uso estratégico para el futuro.

“Consecuentemente, para el Estado de Nicaragua es de supremo interés, por encima de todo lo demás, asegurar que esta obra llene sus expectativas de progreso”, enfatizó Coronel Kautz en su exposición, a cuyo texto tuvo acceso El Nuevo Diario.

La presentación tuvo lugar ante una audiencia de expertos europeos sobre transporte marítimo, ingeniería y construcciones portuarias, en el marco del foro mundial sobre el futuro de los canales interoceánicos y el comercio mundial.

Contacto con holandeses

Por otra parte, según una nota de prensa emitida por la embajada de Nicaragua en Bruselas, “Coronel Kautz afirmó que “la estrategia financiera de Nicaragua consiste en asociarse con gobiernos de varias potencias de vieja amistad para asegurar recursos suficientes para esta empresa...”.

Según la nota de prensa, “durante su estadía en Bélgica, la delegación de Nicaragua también sostuvo reuniones con personeros de importantes empresas holandesas especializadas en temas de ingeniería de canales y puertos y en transporte marítimo, para avanzar en los preparativos de los estudios de factibilidad para poner en marcha el proyecto del Canal a la mayor brevedad”.

El agua y las previsiones

Durante su exposición, el viceministro del Exterior Manuel Coronel Kautz resumió lo que prevén serán los mayores beneficios que traerá a Nicaragua la construcción y funcionamiento de un Canal Interoceánico. A continuación la lista expuesta por Coronel Kautz.

La previsión de dar prioridad a la transferencia de conocimiento, de las compañías e individuos contratados para los estudios de factibilidad, a la contratación de empresas locales y personal sobre la base del 50% (cincuenta por ciento), siempre que tengan la calificación en la materia.

Una previsión de suficiente agua para el Canal, que permita el manejo de naves de 110 a 250,000 (ciento diez a doscientos cincuenta mil) DWT y la máxima capacidad posible para el tránsito de doble vía cada año para el futuro.

Una previsión de agua para la irrigación de 600,000 (seiscientas mil) hectáreas en las planicies del Pacífico de Nicaragua, de acuerdo con los planes existentes (600 m3/s -seiscientos metros cúbicos por segundo).

Una previsión para la generación de energía hidráulica por 200 MW (doscientos mega watts), construida como parte de la estructura del Canal, para abastecerse a sí mismo y a la red nacional.

Una previsión de 50 m3/s (cincuenta metros por segundo) para abastecer a las ciudades de la planicie del Pacífico, para consumo humano, industrial y recreativo.

Una previsión de 20 m3/s (veinte metros cúbicos por segundo) a fin de abrir dos pequeños canales para esquivar las esclusas en el Pacífico y en el Atlántico, para el paso permanente de pequeños barcos y yates.

Un diseño que preserve los niveles históricos de agua en el Lago de Nicaragua, que no afecte o reduzca el volumen de agua del río San Juan, y que lleve a la cuenca del Lago de Nicaragua, un nuevo y permanente influjo de agua para diversos usos en el futuro, de recursos no disponibles en la actualidad.

Un diseño que asegure la provisión de agua para las necesidades de manglares, lagunas y canales existentes abajo de las esclusas en el Atlántico.

Diseño y provisión de agua y laderas para peces en un paso que les permita nadar río arriba y río abajo en la Costa Atlántica, igual que siempre.

Se espera que la construcción se realice, una vez que las leyes y estudios necesarios estén aprobados, en 10 años: uno para los estudios de factibilidad, 6 para que pase el primer navío y 3 para la conclusión de las obras.