•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Guardando la identidad de los privados de libertad, El Nuevo Diario presenta a continuación el detalle de algunos de los casos a indultar.

Uno de los propuestos a indultar que más llama la atención es un caso en el que el privado de libertad fue condenado a 25 años de presidio por el delito de asesinato, y al 14 de marzo de 2012, cuando fue presentada la iniciativa para indultarlo, había cumplido el 44.92% de la pena, es decir, 11 años, dos meses y 24 días, según la hoja de evaluación enviada por las autoridades del Sistema Penitenciario a la Comisión legislativa.

Según la información, esta persona mató a su víctima propinándole varios machetazos porque le debía C$100.

Otro de los casos es por lesiones graves, delito por el cual la persona fue condenada a cuatro años de prisión, y al 30 de marzo de 2012, fecha de remisión de la hoja de evaluación del SPN, solo había cumplido el 47.67% de la pena, es decir, un año, 11 meses y un día.

Un tercer caso, incluido en el dictamen de indultos, es por el delito de robo con violencia o intimidación. El autor del ilícito fue condenado a 25 años de prisión, y al 14 de marzo de 2012, llevaba cumplido el 42.42% de la sanción, es decir, 10 años, 7 meses y 11 días.

En tanto, por ser coautor del delito de robo con violencia y resultado de muerte y lesiones de las víctimas, otro de los beneficiados con el perdón cumple una condena de 25 años de prisión. Al 20 de abril de 2012, esta persona había cumplido el 34.82% de la pena, equivalente a ocho años, ocho meses y 18 días.

“Durante su estadía en el Centro Penal (esta persona) ha infringido el reglamento, razón por la cual se le aplicó sanción disciplinaria, en correspondencia con el Reglamento Interno”, reza el punto uno de las conclusiones de la hoja de evaluación del SPN en el caso anterior.

Por los delitos de robo con violencia, homicidio y lesiones, uno de los indultados fue condenado a 18 años de prisión, pero al 20 de abril de 2012, según la hoja de evaluación del SPN, solo había cumplido el 48.37% de la sanción, equivalente a ocho años, ocho meses y 18 días.

Igual que el anterior, en este caso el privado de libertad también ha mostrado indisciplina en su comportamiento durante su estadía en el penal. Además, esta persona ya tenía antecedentes penales, otro motivo para no haberlo incluido en el indulto.

Conforme con las hojas de evaluación del SPN, los dos casos anteriores están relacionados con los mismos hechos, aunque se desconoce por qué el primero fue condenado a 25 años por el delito de coautor, mientras que al segundo se le condenó a 18 años, y se le enjuició por autor de los mismos hechos. Ambos fueron incluidos en el dictamen de la comisión, pese a la indisciplina mostrada en el penal.

El otro caso emblemático es el de un ciudadano condenado a 22 años de presidio por el delito de asesinato, pues al 14 de marzo de 2012, solo había cumplido el 26.56% de la pena, equivalente a cinco años, 10 meses y ocho días.

Otro de los casos es por el delito de peculado, por el cual el propuesto a indultar fue condenado a cinco años de prisión. A abril de 2012 llevaba cumplida el 36.54% de la sanción, correspondiente a un año, 10 meses y dos días.

El otro caso es por los delitos de asesinato y asesinato frustrado. Esta persona fue condenada a la pena máxima, es decir, a 30 años, sin embargo, a la fecha del indulto lleva cumplidos ocho años y 29 días de la pena, correspondiente al 26.93% del total de la sanción.

Por el delito de homicidio, otro de los indultados fue condenado a seis años de prisión, pero a la fecha lleva cumplidos dos años, ocho meses y 12 días, correspondientes al 26.90% de la pena, según la hoja de evaluación.

Mientras que por robo con intimidación agravado, otro de los beneficiados fue condenado a cinco años y seis meses de prisión, y a la fecha lleva cumplidos un año, 10 meses y ocho días.

Otra persona fue condenada a cinco años de prisión por el delito de homicidio, y al momento del indulto llevaba cumplidos dos años, nueve meses y 13 días, es decir, el 55.50% de la pena.

Finalmente, por los delitos de robo con intimidación, lesiones sicológicas y amenazas de muerte, otro de los indultados fue condenado a cinco años de prisión por el primer delito; a tres años por el segundo, y a un año y seis meses por el tercer delito, para un total de nueve años y seis meses de prisión. Al momento del indulto llevaba cumplidos cinco años, nueve meses y tres días, es decir, el 60.54% del total de la pena.

De los 15 indultados, solo una persona sería puesta en libertad atendiendo a cuestiones meramente humanitarias, pues padece de una enfermedad terminal.