•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los miembros del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, denunciaron ayer que el Consejo Supremo Electoral, CSE, concedió al partido de gobierno los 82 municipios que reúnen “más población de votantes”, y a ellos como segunda fuerza les otorgó 71 municipios, en la repartición de estructuras electorales municipales.

El presidente y representante legal del PLI, diputado Indalecio Rodríguez Alaniz, explicó que el número total de población electoral en los 82 municipios que el CSE le asignó al FSLN es de 2 millones 800 mil habitantes, mientras que el número de habitantes aptos para votar el 71 municipios que le asignó al PLI, es de un millón 300 mil electores registrados en el padrón.

“Inventan figura”

Rodríguez también denunció que, en los departamentos, el CSE no reconoce la autoridad de los ocho presidentes de Centros Departamentales Electorales, CED, asignados al PLI, sino que se “inventó” la figura de “administrador electoral”, la cual no aparece en la Ley Electoral 331.

“Dicen que quienes son los encargados de la administración son los administradores electorales, que son por lo general los mismos CPC, que ya fueron debidamente incorporados”, explicó el diputado Rodríguez en alusión a las órdenes que están emitiendo el CSE.

El diputado del PLI, Luis Callejas, agregó que además de no permitirles hacer sus funciones como presidentes electorales departamentales, los están obligando a firmar un “ilegal contrato como prestadores de servicios profesionales, regidos por la Ley de Contrataciones del Estado, Ley No. 737, pretendiendo darles el carácter de proveedores que prestan servicios al CSE, en abierta violación a la Ley Electoral”.

Lo que dice Rivas

El pasado 29 de mayo, en la juramentación de los presidente de los Consejos Electorales Departamentales y Regionales, el presidente del CSE, Roberto Rivas Reyes, aseguró que para seleccionar a los miembros de estos Consejos Electorales se tomó en cuenta la experiencia de los candidatos, la participación en procesos electorales anteriores, la calidad personal y su formación.