•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El ex diplomático Róger Guevara Mena opinó ayer que de nada servirá el pronunciamiento de la Asociación de Cámaras de Comercio de América Latina, Aaccla, u otro tipo de defensa a favor del waiver o dispensa que probablemente sean retirados a Nicaragua, debido a que Estados Unidos vive un año electoral donde la única prioridad es lo político.

Guevara Mena también valoró que la relación entre el gobierno y el sector de la empresa privada cambiará cuando se haga efectivo el retiro del waiver, porque la Administración norteamericana no va estar interesada en la empresa local de Nicaragua.

“Estados Unidos vive un año electoral que establece nuevas prioridades y, por supuesto, esos criterios políticos se imponen”, dijo Guevara al explicar que ve poco probable que el foro de Aaccla tenga influencia para revertir la decisión anunciada de revertir el waiver en Nicaragua.

En un foro de Aaccla que se realizó el lunes en Washington, los expositores plantearon que es necesario que el waiver sea concedido por el Gobierno de EU, para el desarrollo de la economía nicaragüense.

Empresa privada replanteará posición ante Gobierno

En ese sentido, el retiro de los waivers “va a obligar a la empresa privada a un replanteamiento de posición”, según la valoración de Guevara sobre este beneficio que es un alivio legal que le permite a Nicaragua recibir cooperación de Estados Unidos.

Por su parte, el experto en Derecho Internacional, Julio Icaza Gallard, sugirió que el presidente de Aaccla, José Orive, debe venir a Nicaragua a hablar directamente con el mandatario Daniel Ortega Saavedra.

“El presidente de Aaccla debería venir a Nicaragua a hablar con el comandante Ortega y explicarle los efectos catastróficos que tendría la no aprobación del waiver, debido a su resistencia, a su negativa a devolverle la credibilidad al sistema electoral nicaragüense, porque eso está en manos de Daniel Ortega”, manifestó Icaza.

Impacto en una “economía dolarizada”

Ante la probabilidad de que Estados Unidos retire el waiver, Icaza considera que no se ha generalizado el verdadero impacto que tendrían las consecuencias del retiro de ese beneficio en un país con una “economía dolarizada”. Aseguró que sería un impacto “gravísimo” en todos los niveles de economía en el país, que tal vez el Gobierno no ha estimado.

“No solo afectaría a los grandes y medianos empresarios, sino también a los pequeños y al ciudadano común”, agregó Icaza.

El diputado del FSLN y presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional, Wálmaro Gutiérrez, no quiso opinar sobre la reunión de Aaccla, pero en cuanto al clima de inversiones en Nicaragua --que fue reconocido por los economistas-- indicó “solamente se tiene que abrir la página web de ProNicaragua y, ¡se va a dar cuenta de lo cualitativo que nosotros hemos avanzado en esa materia, no necesitamos que alguien de afuera venga a decir lo que todo mundo sabe aquí adentro”.

Al foro de Aaccla, denominado “La economía en Nicaragua: oportunidades para el crecimiento”, estuvieron presentes el presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua, Amcham, Yalí Molina; el director ejecutivo de Funides, Mario Arana Sevilla; y el diputado opositor Eduardo Montealegre.

Montealegre ha expresado sobre el tema del waiver, que el riesgo de perderlo no es algo que se resuelve en Nicaragua. “El waiver no se soluciona en Washington ni por muchos ‘lobby’ que alguien crea que pueda hacer. El waiver se consigue aquí en Nicaragua con cambios concretos y efectivos en el Consejo Supremo Electoral y en los otros Poderes del Estado, además de resolver los casos de propiedad de ciudadanos americanos”, manifestó el legislador del Partido Liberal Independiente, PLI.