•  |
  •  |
  • END

El Centro Nicaragüense de Escritores de Nicaragua se solidarizó ayer con el poeta Ernesto Cardenal, condenado por injurias y calumnias, al afirmar que cualquier ataque contra Cardenal es interpretado por ellos como un ataque a todos los escritores y artistas nicaragüenses.

“El poeta Ernesto Cardenal es un icono cultural de la nación que goza de reconocimiento y prestigio internacional por la difusión mundial de su importante obra literaria y por sus acciones profundamente humanas en pro de los pobres de la patria nicaragüense”, contiene el comunicado del Centro Nicaragüense de Escritores, que se suma a una decena de expresiones de solidaridad con el sacerdote y poeta revolucionario.

Una chanchada judicial
El escritor Fernando Silva externó su enojo por la sentencia del juez David Rojas, quien ayer dejó entrever la posibilidad de que a Cardenal se le imposibilite movilizarse. “Esta es una chanchada judicial manipulada”, dijo Silva a EL NUEVO DIARIO-
“Una figura de tal relieve, como el poeta Cardenal, hoy de 83 años de edad, no debería ser injuriado, ni calumniado, ni amenazado por nadie”, expresa parte del comunicado. Silva, por su parte, se pregunta “¿cómo es posible que un Ernesto Cardenal, quien es una gloria para Nicaragua y todo el continente americano, en este momento esté siendo acusado, maltratado y condenado?”, y él mismo responde: “Es simplemente algo absurdo, pero como absurdo es notoriamente estúpido”.

El más prestigioso
“Unidos en la defensa de nuestros máximos valores literarios, nos pronunciamos a la par de numerosos escritores nacionales e internacionales que en este momento están manifestando su repudio a este atropello en contra de este alto exponente de la literatura nicaragüense”, expresan los escritores.

El Centro Nicaragüense de Escritores de Nicaragua cataloga a Cardenal, sacerdote trapense, como el más prestigioso poeta vivo del país y consideran que la condena contra él es parte de una persecución del gobierno del presidente Daniel Ortega.

Días antes escritores extranjeros, entre ellos José Saramago, Eduardo Galeano, Jorge Boccanera, Héctor Abad Faciolince, entre otros, escribieron un comunicado condenando la decisión del juez.