•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El conocido penalista, doctor Luis Andara Úbeda, falleció el viernes pasado dejando un legado para la profesión y el país. Reconocido en momentos importantes de la historia, como la invasión a Olama y Mollejones, el abogado murió a los 89 años de edad.

“No solamente fue un personaje del derecho, sino de la vida misma de la República. Su presencia honró el gremio de los abogados y es alguien que escribió historia al lado de los políticos de oposición más fuerte a los gobiernos de los Somoza”, dijo el doctor Sergio García Quintero.

Expresó que Andara Úbeda constituye “un verdadero ejemplo”, sobre todo en momentos en que la profesión del derecho en Nicaragua pasa por “una de las crisis más profundas”. “Podrían haber encontrado en él un guía a quien seguir con su ejemplo”, añadió.

Relató que lo vio brillar después de Olama y Mollejones en las que él junto con el doctor Cuadra Pasos y los doctores Argüello Bolaños constituían los mejores abogados de la oposición.

“El mejor tributo que podría rendírsele es que hubiera un gremio unido, que ese sueño que él tuvo y que hemos tenido todos durante el transcurso de nuestras vidas se convierta en una realidad”, consideró García Quintero.

Luchó contra la reelección

Por su parte el doctor Danilo Aguirre comentó que Andara empezó a destacarse desde las manifestaciones estudiantiles de 1944, cuando los estudiantes salieron a la calle contra la reelección de Somoza García que había sido enviado al congreso.

“Luis fue parte de los 27 que Somoza confinó a Corn Island. Existía esa pena en la Constitución de Nicaragua de esa época. Defendió a varios reos después de la invasión de Olama y Mollejones, donde participó Pedro Joaquín Chamorro y una serie de personajes connotados de la historia de Nicaragua”, detalló Aguirre.

Lo recordó como un “conservador nato de principios” y como un hombre “chispeante, jocoso, con un particular sentido del humor”.

“Una generación que se ha ido extinguiendo. Él tenía un vocerrón y además era teatral para convencer a los jurados, con su voz y sus ademanes era impresionante. Eran abogados muy buscados cuando se tenía algún problema de ese tipo”, señaló Aguirre.

Defensor de reos políticos

Andara Úbeda fue defensor en los consejos de guerra de guerrilleros sandinistas en los años 70, perteneció a la llamada Generación del 44 de la que surgieron grandes figuras políticas del siglo XX como el doctor Pedro Joaquín Chamorro Cardenal y Fernando Agüero Rocha.