Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Aunque la organización cívica Ética y Transparencia no fue acreditada por el Consejo Supremo Electoral (CSE) para participar como observador electoral en las elecciones municipales de noviembre próximo, su director ejecutivo, Roberto Courtney, dio a conocer ayer la metodología que utilizarán para funcionar como avales del proceso y los resultados de los comicios.

Según Courtney, la observación será a como se conoce que funciona la observación de organismos internacionales, es decir que consistirá en hacer visitas a varias juntas receptoras de votos durante el día, “entrar y salir (…), permanecer no más de 15 minutos”.

Desde la periferia
Además, dijo que los observadores “estarán para recoger las quejas, delatar las incidencias, certificar que ese conteo sea fiel y ver si el Consejo tiene (actúa con) transparencia”.

“Por lo tanto, el tribunal electoral (CSE) tiene que dar lugar a los observadores, (…) aun en caso de estar seguros de que lo van a hacer todo perfecto”, agregó.

Sin embargo, el director ejecutivo de E y T señaló que “la acreditación del CSE es la última y la menos importante, (porque) lo que más necesita un organismo de observación es la acreditación que dan los partidos políticos”.

Partidos han solicitado observación
Courtney aseguró que cuatro de cinco partido políticos dijeron que “no nos importa cómo ustedes extiendan su observación, pero queremos que ustedes den su juicio sobre la calidad del proceso y la fidelidad de los resultados”.

“Es un hecho que la observación tiene doce años en Nicaragua y que no depende la calificación esporádica del tribunal electoral”, expresó al respecto.

Ética y Transparencia presentó ayer a sus 153 coordinadores municipales, 17 departamentales, cinco distritales y dos regionales que se encargarán de la observación electoral. Asimismo, anunció que a nivel nacional son más de cinco mil quinientos observadores voluntarios.

Documentaremos
el proceso
Sobre el anuncio de la doctora Vilma Núñez, Presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) y miembro del consejo directivo de E y T, de no acompañar a estos últimos en el proceso de observación electoral por considerar que los comicios de noviembre próximo carecen de legitimidad, Courtney manifestó que aún cuando E y T puede llegar a la misma conclusión, “lo que corresponde es documentar el proceso”.

“Por más que el proceso pudiera tener en estos momentos vicios de irregularidad irreversibles, aun así se debe observar”, apuntó, pues, según él, “entre más delito hay, más razón para que sigás trabajando”.