Ary Pantoja
  •  |
  •  |
  • END

Las autoridades del partido Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, han estimado el costo de “una modesta campaña electoral” en 1.3 millones de dólares, por lo que solicitarán a los bancos del sistema financiero nacional un préstamo de al menos un millón.

El diputado y presidente de ALN de Managua, Ramiro Silva, reconoció ayer la prudencia que han mostrado los banqueros para otorgar créditos a los partidos políticos, sin embargo, dijo que el próximo lunes se reunirán con los representantes de la Asociación de Bancos Privados, Asobanp, “para sondear las posibilidades de préstamos”. “Los banqueros no quieren prestarle a los partidos políticos”, aseveró.

Alcaldes deberán aportar
Silva agregó que “tocarán las puertas” de la empresa privada y para ello también se reunirán en el transcurso de la próxima semana con varios representantes del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep.

Pese a la falta de financiamiento, Silva dijo que cada diputado dispondrá de dinero propio para ayudar a los candidatos a alcaldes, vicealcaldes y concejales de ALN en todo el país.

“El resto del dinero tendrá que conseguirlo cada aspirante”, enfatizó. Según Silva, aún está pagando los 15 mil dólares que prestó a un banco privado para financiar su campaña electoral como diputado en el año 2006; sin embargo, dijo que en realidad el costo fue de 31 mil dólares.

Por su parte, el diputado de ALN, Francisco Jarquín, dijo que su campaña le costó 45 mil dólares y, al igual que Silva, aún está pagando al banco.

Cambios por “dormirse en sus laureles”

En otro orden, Silva dijo que el partido ha tenido que hacer “algunos movimientos” de candidatos en referencia a los cambios en las listas oficiales. Agregó que no se trata de sustituciones, sino más bien de cambios de posición en las listas de concejales.

Según Silva, quienes encabezan las listas de concejales no hacen campaña “porque ya se sienten electos” y el resultado de esto es que los hemos trasladado a otras posiciones como sanción.