•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“Sabemos que la democracia como el ser humano, es perfectible”, dijo el canciller Samuel Santos al condecorar con la Orden José de Marcoleta en su grado de Gran Cruz a Betina Kern, Embajadora de Alemania, país que anunció el retiro de cooperación hace unos días, dejando únicamente apoyo a agua potable, saneamiento y medio ambiente.

Añadió que es perfectible porque “se construye y peligra día a día aquí y en cualquier parte del mundo, pero confíe usted (Embajadora) en que la inteligencia de nuestro pueblo es y será capaz de resolver los asuntos y diferencias internas que al igual que como en todos los países del mundo existen en Nicaragua”, afirmó Santos.

Consideró que en una gira por Europa reflexionó sobre “cuestiones que emanan de la confianza, la seguridad y el respeto” y confirmó que “la crisis actual es un asunto muy serio para el planeta, por lo que mucho han tenido que optar por una diplomacia de intereses más que por una diplomacia de sincera hermandad”.

“Recorte no fue por elecciones”

Remarcó que cooperación alemana es complementaria a los esfuerzos nicaragüenses y destacó que Nicaragua tiene el mayor número de hermanamientos municipales con ciudades alemanas.

Santos descartó que el recorte de la cooperación alemana fuera por las elecciones de 2011 y afirmó que durante una reunión que sostuvo con Guido Westerwelle, ministro de Exteriores alemán este no mencionó “absolutamente nada del tema”.

“De manera muy clara, precisa, me reiteró que la relación Nicaragua-Alemania iba a continuar, que iban a haber ajustes por los problemas lógicos que están teniendo ellos en Europa y también por algunas necesidades que han priorizado en África, pero que iba a mantenerse el interés”, sostuvo Santos.

El retiro y el agradecimiento

Pese a lo asegurado por Santos, en una entrevista reciente a El Nuevo Diario, la embajadora de Alemania Betina Kern dijo: “Alemania afortunadamente no está en crisis, al contrario, es el motor que saca a Europa de la crisis y por eso los comentarios que hicieron sobre la reducción de nuestra cooperación, de que era por la crisis, es ridículo. Los alemanes tienen una relación muy especial con los nicaragüenses, que data del tiempo de la Revolución, cuando muchos alemanes vinieron al país”.

Y sobre las razones del recorte, agregó, en ese entonces que el proceso electoral “la última gota que rebalsó el vaso”. “Todo comenzó en las elecciones municipales de 2008, pero yo personalmente y con todo mi grupo de la Embajada dijimos: `Esperemos´. Porque tenemos este cariño por los nicaragüenses, no queremos que ellos sufran y siempre esperamos, pero cuando se hicieron las elecciones de noviembre de 2011, ya no era posible”.

Una sociedad civil fuerte

Al recibir la condecoración la Embajadora agradeció a Santos por ser “un ejemplo de diplomático en su mejor forma”, “siempre capaz de pintar una Nicaragua linda y en acenso”. Además, agradeció a Roberto Leal, Director General para Europa y su equipo, el contacto directo que tuvieron con Cancillería.

La Embajadora reconoció, además, la libertad con la que se pudo mover en el país y de “encontrarse con quien quisiera”.

“Tiene una sociedad civil, de la cual el país puede estar orgulloso. Viendo la experiencia de Alemania reconozco la importancia de una sociedad civil fuerte, porque solo cuando los individuos y grupos son capaces de tomar la responsabilidad con sus propios fines pueden avanzar la sociedad en su totalidad”,

indicó Kern.

El lenguaje de los intereses

Carlos Tünnermann, exembajador de Nicaragua en Washington, consideró que es difícil saber a qué hacía referencia Santos al decir que hay países que optan por una diplomacia de intereses más que por una de hermandad.

“Claro que en el caso de los países más desarrollados el aspecto comercial y económico tiene mucha importancia, en otros en donde son más bien relaciones culturales pasa por la parte cultural. En el caso de la Embajadora (alemana) supo combinar las dos cosas”, afirmó Tünnermann.

Manifestó que quizá Santos se refería a los intereses de los que habla Estados Unidos en la Ley sobre el waiver. “Tal vez hacía esa referencia, pero me parece que un país que da una cooperación y ve que en el otro país no se llenan los requisitos mínimos para que esa cooperación sea otorgada o continuada tiene derecho a decir aquí llego”, dijo.

Por su parte el ex canciller Norman Caldera puso un ejemplo de este cambio de diplomacia. “Ha habido casos como Costa Rica, que cambió su alianza estratégica antigua con el gobierno de Taiwan, para que la China Continental les abriera el mercado de los micro-conductores. Por un interés comercial abandonaron a su amigo comercial”, señaló.