•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Tres jóvenes opositores nicaragüenses iniciaron hoy una huelga de hambre frente al Consejo Supremo Electoral (CSE) en demanda de la renovación de magistrados para garantizar elecciones municipales "transparentes" en noviembre próximo.

"Mi lucha es constante, hasta que haya renovación total de los magistrados en el Consejo Supremo Electoral", explicó Antonio Toruño Maradiaga, uno de los jóvenes que iniciaron el ayuno indefinido, en declaraciones al Canal 63 de la televisión local.

Jóvenes de diferentes movimientos opositores protestaron ayer frente al Parlamento nicaragüense para exigir la elección de nuevos magistrados electorales, pero tres de esos manifestantes, miembros del movimiento opositor Juventud Patriótica, decidieron comenzar hoy una huelga de hambre frente al principal edificio del Poder Electoral.

Los reclamantes acusan a los magistrados electorales de haber cometido un fraude en las elecciones generales del año pasado, en los que el presidente Daniel Ortega logró su reelección.

Según Toruño Maradiaga, solo con nuevos jueces se podrá "recuperar la confianza y credibilidad" en el sistema electoral nicaragüense de cara a los comicios municipales del próximo 4 de noviembre.

Recordó que recientemente un magistrado electoral suplente, Julio César Osuna, fue destituido de su cargo y es procesado por emitir documentos de identidad a varios extranjeros, entre ellos al costarricense Alejandro Jiménez, alias "El Palidejo", supuesto líder de una red internacional de narcotraficantes que traficaba drogas en Centroamérica.

"Por supuesto que (los demás magistrados) están involucrados" en el caso de emisión de cédulas a extranjeros, consideró Toruño Maradiaga.

Ningún magistrado electoral se ha referido a la huelga de hambre que en su contra efectúan los tres jóvenes opositores.

El secretario ejecutivo de la Comisión Permanente de los Derechos Humanos, Marcos Carmona, pidió a los jóvenes suspender la huelga de hambre y protestar "con métodos legales y pacíficos".

Carmona también exigió a los diputados nicaragüenses elegir a nuevos magistrados electorales para no exponer "a los nicaragüenses a atentar contra su propia vida" e impedir "inestabilidad e inseguridad jurídica".

Los siete magistrados electorales que existen en Nicaragua, entre titulares y sustitutos, cumplieron en 2010 los cinco años para los que fueron elegidos, pero continúan en sus cargos gracias a un polémico decreto emitido por Ortega, que la oposición considera inconstitucional.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus